Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

"Los anunciantes imponen a los dibujantes la autocensura del miedo"

El dibujante Miguel Arranz analizó el pasado jueves, 23 de febrero los límites del humor gráfico en España a lo largo de las últimas décadas en la sede de la Asociación de Periodistas – Asociación de la Prensa de Almería y del Colegio de Periodistas de Andalucía en Almería


El humorista gráfico Miguel Arranz en un momento de su exposición
Versovia / 28·02·2017

No podía haber sido otro el día elegido para hablar de los límites de la libertad de prensa en el humor gráfico que el aniversario del día en que una porción de tropa cometió la tropelía de entrar en el Congreso pistola en ristre para intentar abortar una democracia alevín. 

Sostuvo el ponente que, si bien las limitaciones han cambiado con el paso de los años. Así, durante la dictadura franquista venían impuesta por la censura, pero a medida que avanzamos en el tiempo encontramos cómo se impone la autocensura por la presión de los anunciantes, “donde no existen límites sino miedo” cuando “el único límite del humorista gráfico debe ser el margen de la viñeta”.

Como ejemplos de viñetas censuradas, Miguel Arranz comentó explicando el asalto al ¡Cu-Cut! en Barcelona el 25 de noviembre de 1905 provocado por una línea editorial muy crítica con el ejército. También proyectó portadas de los semanarios ‘Hermano Lobo’ y ‘El Jueves’ o las viñetas del dibujante satírico El Chico Triste. A estos ejemplos también le acompañaron algunos dibujos que el propio Arranz no pudo publicar relacionados, casualmente, con los problemas que afronta la profesión periodística.

El dibujante se detuvo a analizar una serie de datos que explican parte de la crisis del sector en la actualidad. Recordó que en el siglo XXI la venta de periódicos ha caído un 48 %, lo que ha supuesto un 82 % menos de ingresos y afectado enormemente a las plantillas de las redacciones, donde más de 16.000 profesionales han perdido su empleo. Ante este panorama, según Miguel Arranz: “Los periódicos ya no dependen de los ejemplares vendidos sino de los ingresos publicitarios, y la gran mayoría de ellos provienen de la publicidad institucional, que supone hasta el 60% de la facturación”. Por ello, el dibujante reclamó la aprobación de una ley que limite la publicidad institucional en los medios, lo que favorecería la libertad de prensa.

La charla fue presentada por la vicepresidenta de la Asociación de Periodistas – Asociación de la Prensa de Almería, Inmaculada Ramos, quien sostuvo que “los afinados y afilados trazos de Miguel Arranz son ya parte fundamental de la historia del humor gráfico provincial o lo que es lo mismo, del periodismo crítico de Almería”. Para la vicepresidenta de la AP-APAL: “La sociedad necesita, necesitamos, de su trabajo, de su denuncia, de la crítica y de la sátira que, en muy poco espacio y sin apenas utilizar la palabra, son capaces de hacernos pensar que aún hay esperanza y que son parte de la tabla de salvación de este oficio”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger