Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

“Tengo clarísimo que si los ciudadanos quieren que el Argar sea Patrimonio de la Humanidad lo conseguirán”


Los Dólmenes de Antequera son ya Patrimonio de la Humanidad. Detrás mucho trabajo y, por delante, un ejemplo a seguir. Antonio Rubio habla con Juan Rosas, el concejal de Antequera que lideró ese camino



Juan Rosas
Antonio Rubio / 13·12·2016

La experiencia de Antequera reivindicando al más alto nivel cultural su Conjunto Arqueológico de los Dólmenes y consiguiendo que sea declarado Patrimonio de Humanidad, debe servir a quienes creen en la potencialidad de la Cultura Argárica. Como los antequeranos, muchos de los que vivimos en esta comarca somos conscientes de que contamos con un bien patrimonial de incalculable valor. Recuperarlo nos situaría en el mapa mundial y sería un revulsivo económico de primer nivel. Juan Rosas lo sabe por experiencia propia y se permite hacernos una recomendación. 

- En el año 1986 se intentó poner en marcha la candidatura de los Dólmenes de Antequera como Patrimonio de la Humanidad. ¿Qué ocurrió para que no prosperara? 

- Para que un bien sea Patrimonio de la Humanidad hay que demostrar que tiene un carácter excepcional. Es decir, que posee ciertas características que no tiene ninguno de los ya inscritos en la lista de Patrimonio Mundial. Por tanto hay que fundamentarlo bien científicamente. A partir de las visitas de los representantes de Unesco, y sobre todo de estudios del arqueoastrónomo Michael Hoskin, se detectó la orientación distinta a todos los demás dólmenes del mundo de los megalitos de Antequera. Así empezó a tomar buen camino esta denominación. Es necesario mucho trabajo, mucho tiempo y un buen expediente. Es fundamental que el Gobierno de España lo tenga claro y que, en votación con miembros de otras comunidades, tu bien sea el único elegido para que represente a España. No es un camino fácil. Por eso se ha tardado cerca de 30 años para conseguir este hito histórico para nuestra ciudad. 
Antonio Banderas apoyó la candidatura en redes sociales con el gesto que la identificó
- ¿Cuál ha sido el papel de la Junta de Andalucía? 

- Fundamental, puesto que el patrimonio, aunque se encuentre en la ciudad de Antequera, está gestionado por la Junta, como todos los bienes culturales andaluces. Es la Junta la que debe proponer al Gobierno de España el bien que ha de ser el candidato a la lista de Patrimonio Mundial. El expediente lo conforman estudios hechos por los técnicos municipales y también por técnicos de la comunidad autónoma. Puedo afirmar que no ha habido una línea de financiación constante y destacada por parte de la Junta de Andalucía desde el año 1986, todo se ha conseguido por la lucha de muchas personas, especialmente el director del Conjunto Arqueológico de los Dólmenes, Bartolomé Ruiz, que con muy pocos recursos ha logrado hacer muchísimo, y la aportación científica de Michael Hoskin. Es decir, más que el dinero de la Junta, ha sido la coincidencia en el tiempo y el interés de un grupo de personas lo que ha llevado este tema hacia delante. 

- ¿Y el Ayuntamiento de Antequera? 

- El Ayuntamiento ha tenido una importante participación en la última fase de la candidatura. La Unesco valora muchísimo la participación ciudadana y el apoyo de la ciudad. Así, desde el Consistorio hicimos una gran campaña recabando el apoyo de los ciudadanos aprovechando las redes sociales. También creamos un Plan Especial sobre el entorno relacionado con los dólmenes, que ha disipado todas las dudas que había planteado la Unesco, quedando patente el compromiso con el mantenimiento futuro de los monumentos y el espacio que los rodea, protegiendo la vega para tener una vista lo más limpia posible. 

- ¿Qué investigaciones arqueológicas se han realizado previas a la declaración de la Unesco? 

- Varias y muy importantes realizadas por las universidades de Sevilla, Málaga y Granada. El Ayuntamiento ha colaborado para que todo les sea más fácil, incluso con personal y medios. 

No obstante, nuestro esfuerzo económico ha ido dirigido a la campaña “Piedra sobre piedra” para promocionar la candidatura. Aunque en la primera ocasión que nos presentamos no consiguiéramos la inclusión en la lista de patrimonio mundial, se trataba de que el nombre de Antequera y sus dólmenes sonaran. Nos salió bien, con la certeza de que esto que estamos viviendo los antequeranos ya no se va a volver a repetir. 

- Francisco Conejo, secretario de Política Institucional del PSOE de Andalucía, afirmó que la Consejería de Cultura había gastado en el proyecto de los dólmenes 8 millones de euros. 

- Hace años se pensó en hacer en el conjunto arqueológico un museo regional que fuera un centro de referencia de la prehistoria andaluza. Cultura construyó un edificio que no se terminó y nunca llegó a funcionar, cuyo coste fue de aproximadamente 8 millones de euros. Pronto se advirtió un problema: el edificio era más grande que los propios monumentos. 

Sabíamos que eso era un gran hándicap para que los monumentos fuesen declarados patrimonio mundial, y cuando llegó la evaluadora de la Unesco nos planteó si teníamos solución para ello. Le dijimos que lo importante era la candidatura, que ese edificio era un error, y planteamos varias posibilidades, y ella nos dijo que aunque la solución era derribarlo entero y despejar el solar, entendía que esos 8 millones de euros no podían ir a la basura directamente. 

Le propusimos dejar ese edificio en su mínima expresión para crear un museo del Sitio de los Dólmenes y organizar mejor a los visitantes. Total que esos 8 millones de euros que se gastaron ahí nos han dado más problemas que beneficios. El nuevo proyecto está sobre papel y la Junta va a tener que gastar otros 8 millones en deshacer parte de lo que hizo. 

- Los gobiernos municipales del PSOE lo iniciaron todo y ustedes, del PP, lo han culminado… 

- Se podría decir así, pero yo lo matizaría. La Junta ha intentado que la ciudad viva de espaldas a la candidatura de los Dólmenes. Pero el Ayuntamiento creó el Área de Patrimonio Mundial que yo presidido, con el objetivo de que la ciudad de Antequera conociera y sintiera la candidatura. El expediente de declaración que preparó la Consejería de Cultura de la Junta se realizó sin consultar al Ayuntamiento. Cuando vinieron los representantes de la Unesco para evaluar los dólmenes todo lo que fallaba eran los aspectos que dependían del Ayuntamiento, que nuestro gobierno hubo de resolver en tiempo récord. La Junta parece que nos ignoraba. Mire, a París, donde se reunía la Unesco para valorar las nuevas candidaturas a Patrimonio Mundial, no fuimos invitados, pero acudimos. Y nunca nos alegraremos tanto de haber ido. De lo contrario estaríamos hablando de que no hubiéramos sido elegidos. 

- ¿Se ha notado en Antequera el efecto de esta declaración? 

- Muchísimo. A finales de agosto contabilizábamos 106.000 visitantes al conjunto arqueológico, los mismos que en todo 2015. Hablando con un empresario hostelero me comentaba que septiembre lo cerraba con un 80% de ocupación, cosa que no le había ocurrido nunca. Antequera lo está notando. Agosto se ha cerrado con una ocupación del 90 %, cuando no es una ciudad de costa. Los hoteles, los restaurantes, los bares, el comercio se están viendo notablemente beneficiados. Definitivamente, los Dólmenes han reactivado la economía de la ciudad. 

- ¿Esto se ha traducido en un mayor apoyo de las instituciones? 

- No crea, en el conjunto arqueológico sigue trabajando el mismo personal, las mismas horas, las mismas actividades, y entendemos que eso no es lógico ni constructivo. Ahora somos un referente internacional y debemos de dar unos servicios. Sé que la Junta ha presentado un plan director del que el propio director del Conjunto no tiene noticia, situación que, cuando menos, considero rara. 

Si al turista no se le da lo que espera, la publicidad que nos haga será negativa. Por ejemplo, sólo se hacen dos visitas guidadas al día y hemos presentado una moción para sean permanentes. 

- En nuestra comarca se plantea la necesidad del reconocimiento de la Cultura Argárica como patrimonio de la humanidad. ¿Qué recomendaría? 

- Si los ciudadanos quieren, que no duden que lo van a conseguir, eso lo tengo clarísimo. En primer lugar que se organicen, el movimiento organizado siempre va a llegar más lejos, que mantengan contactos con los distintos grupos políticos que gobiernen en los distintos territorios, que se unan para conseguir un objetivo, que encuentren los puntos fuertes de su candidatura, que se dejen asesorar por expertos para elaborar un expediente entre todos porque, al final, un proyecto de éstos no entiende de derechas ni de izquierdas, es un bien para toda la zona. 

Desde mi experiencia creo que es productivo en todos los sentidos, habrá más empleo, pero también será muy gratificante ver cómo todos los colectivos de una comarca se unen para conseguir un fin. Y si se consigue, ver la felicidad de esos ciudadanos no tiene precio. Hay que lucharlo, pero merece muchísimo la pena. Nosotros, en Antequera, estamos viviendo un sueño.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger