Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

El incumplimiento de ‘Patrimonio Histórico’ desploma la máquina de vapor más antigua de Andalucía


La torre que sustenta la polea se está desplomando. La maleza se adueña del entorno y los ladrones la están desguazando ante la pasividad de las administraciones cuando apenas se ha cumplido una década de la intervención de la Junta de Andalucía que la restauró. El proyecto original de rehabilitación contemplaba el afianzamiento de la torre, pero no se ejecutó



Estado en que se encuentra la máquina de vapor del Barranco Chaparral. Obsérvese la maleza que invade la instalación, así como la inclinación de la cabria. 
Javier Irigaray / 03·06·2016

Omar y Abdalá, alarifes mudéjares, fueron elegidos para construir, respectivamente, las torres de San Martín y del Salvador, en Teruel. Un día, cuando paseaban juntos por la ciudad, puesto que eran amigos, divisaron a una joven de la que ambos quedaron prendados. El padre de ella decidió que otorgaría la mano de su hija a aquél que acabara antes su torre, siempre que reflejara a la perfección la belleza del proyecto. Ambos emprendieron sus trabajos tapándolos con andamiajes que ocultaran su evolución. Un día, Omar anunció el término de sus obras y ordenó que se destapara su trabajo. Las gentes iban contemplando embelesadas los bellos azulejos y ajedreces que decoraban la construcción. Sin embargo, cuando la torre estuvo descubierta por completo, Omar lanzó un grito de angustia: en lugar de erguirse recto, el edificio estaba ligeramente inclinado. El orgullo se tornó en desesperación, y frente a toda la ciudad, el alarife ascendió a la torre y se lanzó al vacío, prefiriendo la muerte a una vida sin amor y sin honor. 

Como quiera que hoy no es costumbre tal comportamiento entre aquéllos que tanto cobran del erario público en aras de una responsabilidad que sólo es tal a la hora del sueldo, tal vez el señor Paul Colson, el ingeniero belga que erigió la máquina de vapor más antigua que se conserva en Andalucía, se esté revolviendo en su tumba deseando salir para empujar desde lo alto de la cabria –el conjunto de la torre y la polea- a los responsables de un abandono que puede dejar a nuestra comarca sin uno de los vestigios más singulares de su pasado minero. 

En los últimos seis meses, la torre de madera que sustenta la cabria de la máquina de vapor que hoy aún se puede contemplar en el barranco Chaparral, ha experimentado un desplome de 20 centímetros, que fue medido el pasado 30 de abril por un equipo integrado, entre otros, por el propio cronista de Cuevas Enrique Fernández Bolea, y que ha disparado la voz de alarma sobre el estado de abandono en que se encuentra. 

Pero, quizás, lo más enervante es que cuando se acometió su restauración, la Junta de Andalucía sí completó una primera fase, que suponía la actuación sobre el entorno y la casa de máquinas, así como una inversión de 42.000 euros en 2006, mas no llegó a ejecutar la segunda que, precisamente, había de actuar sobre la inclinación que ya entonces presentaba la torre. Ese desplome se debe a que una de las vigas está fuera del hueco en que se cimentó, por lo que debía ser izada con una grúa, colocada en su sitio y asegurada. Estaban previstos 40.000 euros, cantidad que recogieron los presupuestos de la Comunidad durante varios ejercicios, pero que nunca llegó a emplearse. 

“Esa inclinación anuncia que algo está ocurriendo con la cabria y que, si no se somete a un tratamiento de choque, podría ceder completamente. Además, puede entrañar un riesgo para las personas, por lo que las administraciones deberían tenerlo en cuenta”, afirma Fernández Bolea. 

Por desgracia, a esa contingencia hay que unir la maleza que vuelve a invadir el entorno, así como el constante expolio al que está siendo sometida la instalación por estar en un paraje aislado por el abandono que sufre por parte de las distintas administraciones, así como por “la falta absoluta de conciencia y esa ignorancia que nos invade”, en palabras del cronista de la ciudad. 

De la máquina de vapor se han llevado, poco tiempo después de ser redescubierta por Diego Collado y el profesor Andrés Sánchez Picón entre la vegetación que la mantenía oculta, la placa que identificaba la procedencia de las calderas que alimentaban el resto del mecanismo. Fueron construidas por ‘La Maquinaria Terrestre y Marítima’ de Barcelona en 1873. Otra placa, que no ha sido robada, es la que identifica al ingeniero montador, Paul Colson, y el lugar donde se fabricaron los distintos elementos del mecanismo. En ella se puede leer ‘P. Colson Ingenieur Reading Iron Works Limited Constructeurs Angleterre’. Esa plancha ha sido imposible desgajarla porque está prácticamente soldada por el óxido, pero algunos elementos han sido aserrados, tal vez para su venta como chatarra. 

“Toda la instalación es importante –afirma Fernández Bolea-, pero lo fundamental es que ese conjunto se puso en valor en el barranco de El Chaparral, en Sierra Almagrera, es decir, en el lugar en que funcionó, en la mina Encantada. Además, tiene un valor trascendental porque son muy pocas las instalaciones similares conservadas. En el caso de Andalucía es la única de extracción que ha llegado a nuestros días con esas características, y en el total del país es la tercera, por tanto, fue muy acertado que la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía la declarase Bien de Interés Cultural y que, posteriormente, llevase a cabo su puesta en valor”. 

Se queja el cronista de Cuevas de la poca rentabilidad que se está extrayendo de las importantes inversiones que se han hecho a lo largo de los años, y cita expresamente a Fuente Álamo y los Hipogeos de Villaricos, “en el caso de la Máquina de Vapor también ha ocurrido, y no se tiene la previsión de qué hacer el día después, cómo mantenemos eso, cuál es nuestro plan de actuación para, una vez restaurado, conservarlo y rentabilizarlo cultural y socialmente, que es de lo que se trata”. 

Paul Colson 

El montador de la máquina de vapor de la mina Encantada en el barranco Chaparral fue Paul Colson, un ingeniero mecánico belga que vino a El Jaroso por primera vez en el año 1846 y en 1850 volvió para instalar el primer ingenio de esas características que se alzó en Sierra Almagrera para la extracción de agua. Esa máquina se fundó en la demarcación de la mina Constancia y era de 100 cv. Tenía como función el desagüe de las minas, que estaban amenazadas de inundación y, por tanto, de un serio peligro de cierre. 

Entonces no había aquí conocimiento técnico para realizar algo así, por lo que tuvo que ser importada con el ingeniero que la montó. Los responsables de la explotación que propiciaron esa instalación, así como los ingenieros directores de esa sociedad minera, consideraron oportuno que, ante la infinidad de problemas que suponían que iban a surgir con el mantenimiento de la máquina, sería interesante que Colson se mantuviese en la zona, y lo contrataron a sueldo. 

Después, el ingeniero vio la oportunidad de hacer negocio dotando de tecnología de vapor a otras minas. Así, en 1866 se incorporó la primera máquina para la extracción de mineral y el acceso y salida de mineros en Purísima Concepción y, a partir de ahí, otras muchas. No eran tan potentes como aquellas primeras, contaban con 8, 10 y 12 cv, pero requerían para su instalación, mantenimiento y reparación de los conocimientos que, en la comarca, sólo Colson tenía. Se tiene constancia de que llegó a instalar unas 45 entre Sierra Almagrera y el coto minero de Herrerías. 

“Tenemos la fortuna –concluye Enrique Fernández Bolea- de que esta máquina cuenta con un relato histórico propiciado por hallarse en su entorno. Deberíamos aprovechar esa coyuntura, que no suele ser tan común. No es tanto el esfuerzo que necesita su mantenimiento, pero será más caro intervenir a medida que avance el tiempo sin actuar, y muchos de sus elementos serán irrecuperables. Sin embargo, si se planifica un programa de intervenciones, será bastante menor el coste que si lo hacemos cada diez o doce años o, simplemente, no actuamos, lo que será causa de su irreparable pérdida”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger