Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Mar Verdejo Coto, una mujer en continuo nacimiento

El próximo sábado, saldrá a la luz Fondo de mar, un volumen editado por Espacio Lector Nobel que recoge las primeras cien colaboraciones semanales de Mar Verdejo Coto, la paisajista del alma, en La Voz de Almería


Mar Verdejo Coto
Javier Irigaray / 19·04·2016

Al hablar con Mar Verdejo Coto, se tiene la impresión de hacerlo con una mujer renacentista en todas las acepciones de la palabra y en alguna más. Ingeniero técnico agrónomo, paisajista, poeta, narradora, cuentacuentos, conmovida activista comprometida siempre con la causa de los que sufren, colaboradora del espacio radiofónico de Radio 3 El bosque habitado y en La Voz de Almería de los sábados, esta zapillera militante es una mujer, además, que nace continuamente. Es agua y es árbol. Mujer, raíz y pez. Es Mar.

Todo empezó hace cuatro años, un 11 de enero. “Me llamó por teléfono Pedro Manuel de la Cruz, el director de La Voz, y no supe decir que no. Soy una chica fácil. Me dijo que andaban cambiando el formato del periódico y quería contar con nuevos columnistas, con uno para cada día de la semana. Mi opinión salía, en un principio, los viernes, pero con el tiempo pasé al sábado. Desde entonces sólo perseveramos Antonio Felipe Rubio, Juan Francisco Megino y yo, pero ellos están ahora en otra sección”.

“No me dijo –me dice- por qué había pensado en mí y, la verdad, no se me ha ocurrido nunca preguntárselo. No creo que fuera por haber aparecido desnuda en un cuadro, porque ahí estábamos 38. En aquella época yo era coportavoz de Equo, pero no me significaba entonces por escribir ni venía del mundo de las letras, aunque un par de semanas antes le había enviado una opinión sobre violencia de género y, algo antes, me había publicado un artículo muy emotivo sobre José Fernández Revuelta, El hombre que susurra a los árboles, el capítulo con el que abro este libro. Para mí era muy importante escribir sobre él y recuerdo que le insistí a Pedro Manuel que quería salir a su lado, junto a la columna que Fernández Revuelta escribía los domingos en La Voz durante muchísimos años. Ahí, el alumno de Celia Viñas contaba el proceso de crecimiento de la ciudad y del árbol. Me pareció tan maravilloso, que un día de otoño decidí escribir algo sobre esa mirada tan bonita que tenía hacia los árboles”.

Aunque pueda parecer lo contrario, Mar Verdejo Coto se siente “muy insegura y, al principio, muchísimo más. Tenía muchos miedos. Es fácil lanzarte a hacer cosas nuevas porque te acompaña gente maravillosa que te anima y te da luz por el camino y por eso a veces soy valiente a la hora de adoptar decisiones que nunca antes había tomado. Cuatro años después, sigo igual”. 

Para Mar, escribir es vaciarse, “el tema me ha de salir de las vísceras, tengo que pensarlo mucho. Leo bastante antes de decidir algo y cuando ya he decidido el asunto, mucho más. No salen las cosas tan fácilmente, pero la condición primera es que debe ser un tema que me mueva mucho, que me duela. Nunca me dejo llevar por la actualidad si no es capaz de implicarme. Sufro mucho a la hora de escribir, porque al documentarme tengo que leer muchas cosas que no me gustan, como cuando trato sobre la pobreza infantil, la violencia machista, la migración, la trata de blancas, el medio ambiente. Son temas que me duelen mucho. Procuro beber en fuentes distintas a la hora de documentarme, sólo así puedo formar mi criterio con cierta garantía porque yo soy muy indecisa. Por eso recurro a muchas opiniones variadas. Así, además, investigo, aprendo y crezco todas las semanas”. 

La escritora intenta que sus “columnas no pasen de moda. Ahora he vuelto a leer artículos que escribí hace cuatro años y he comprobado que siguen estando de rabiosa actualidad. Como escritos hoy. Para conseguir eso, hace falta documentarse mucho, pero también es la comprobación de que somos incapaces de solucionar ningún problema y los asuntos más lacerantes siguen siendo actualidad. Es como la constatación del fracaso continuo en que vivimos los humanos. Es muy triste darte cuenta de que no hemos aprendido nada”.

Sobre el oficio de escribir, asegura que la gente “se forma una idea bucólica, cuando lo más frecuente es que se escribe porque existe una fecha de entrega y no queda otra. Se escribe con estrés, nada de andar mariposeando esperando un momento de inspiración”.

Los artículos de Mar tienen que ver con el lado más humano y, sobre todo, con el más débil del universo. “Aún sufro y me conmuevo al leer los artículos que tratan de la pobreza infantil o la violencia machista. Son asuntos sobre lo que me gustaría no tener que escribir. Me conmueven los que sufren, los niños, los inmigrantes, los refugiados…”

Pero en Fondo de mar, la paisajista del alma de la comunidad del bosque, aparece muy bien acompañada. Para empezar, por el prólogo del escritor y diplomático José María Ridao y, como colofón, el epílogo amable de María José Parejo, la directora de El bosque habitado, en las mañanas dominicales de Radio 3. “No tengo palabras para expresar lo que siento por estar acompañada en este viaje por dos de mis musos. Recibí sus textos casi a la vez, con menos de 24 horas de distancia. La emoción fue impresionante. Lo que escriben, lo que hacen y cómo piensan son fuente de inspiración para mí. Los admiro tanto que el hecho de que estén conmigo y me dijeran que sí apenas se lo propuse es algo que me sobrepasa y que aún no he tenido tiempo de digerir. No merezco lo que dicen de mí, por mucho que ellos digan que sí”.

Sin embargo, los musos y las musas siempre tienen razón. Es algo que Mar tendrá que aprender.

Fondo de mar será presentado el día 23 de abril, a las 19:00, en el Museo de Almería, y Mar estará acompañada por la cantante Sensi Falán, su editor, Rodolfo Criado, el director de La Voz de Almería, Pedro Manuel de la Cruz, y la redactora jefe, Antonia Sánchez Villanueva, en un acto conducido por Javier Irigaray.

En Madrid, la cita será el 26 a las 19:00 en La Casa Encendida, y la autora será acompañada también por la musa de La ChancaSensi Falán, y por María José Parejo, así como por el coportavoz de EQUO y diputado en el Congreso Juantxo López de Uralde.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger