Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Houellebecq acusa a Hollande y Valls de "no proteger a la población francesa"

El escritor afirma en una columna en Corriere della Sera que Francia resistirá "porque no se puede hacer otra cosa y porque uno se acostumbra a todo"


Michel Houellebecq. FOTO: Reuters. Albert Gea
Versovia.com / 21·11·2015

Muchos esperaban la opinión de Michel Houellebecq tras los atentados del pasado viernes 13 de noviembre en París. El autor francés levantó una polvareda de críticas con la publicación de su última novela, ‘Sumisión’, en la que fabulaba con la llegada al poder de un partido islamista en Francia. La coincidencia de la masacre del Charlie Hebdo con el día de la presentación de la novela amplificó el contenido de la misma, así como el debate sobre la ficción narrada. Houellebecqu ya había advertido en otra de sus novelas, ‘Plataforma’, acerca del terrorismo islamista. Ahora señala a los gobiernos que se han sucedido en Francia, en especial al actual que presiden Hollande y Valls, a los que acusa de haber “fracasado penosa, sistemática y fuertemente en su misión fundamental. Es decir, proteger a la población francesa confiada a su responsabilidad".

"Francia sin necesidad de un heroísmo excepcional", dice Michel Houellebecq en un artículo publicado en el diario italiano Corriere della Sera. "Se resiste porque no se puede hacer otra cosa, y porque uno se acostumbra a todo. Y también porque ninguna emoción, humana, ni siquiera el miedo, es tan fuerte como la costumbre. Keep calm and carry on. Mantengamos la calma y sigamos adelante. De acuerdo, haremos eso (aunque, por desgracia, no tengamos un Churchill al frente del país). Contrariamente a lo que se cree, los franceses son más bien dóciles y se dejan gobernar fácilmente, pero esto no quiere decir que sean completamente imbéciles."

Houellebecq culpa de lo sucedido el pasado viernes en París directamente al gobierno francés: "La situación lamentable en que nos encontramos tiene responsables políticos específicos". Y esos responsables, para el autor de ‘Sumisión’ son François Holland y Manuel Valls: "Es bastante improbable que el insignificante oportunista que ocupa el sillón de jefe de Estado, igual que el retrasado congénito que desempeña las funciones de primer ministro, por no hablar de los «tenores de la oposición» (LOL), salga de esta situación".

Las críticas de alcanzan también a Nicolas Sarkozy y al resto de gobernantes que han dirigido los designios de Francia durante las últimas tres décadas. "¿Quién ha anunciado recortes de los efectivos de policía y los ha exasperado al no poder cumplir sus funciones? ¿Quién ha explicado durante años que nuestras antiguas fronteras eran un absurdo anticuado, símbolo de un nacionalismo superado y nauseabundo?", se pregunta Houellebecq. "Los gobiernos de los últimos diez años (¿veinte? ¿treinta?) han fracasado penosa, sistemática y fuertemente en su misión fundamental. Es decir, proteger a la población francesa confiada a su responsabilidad".

Houellebecq recuerda además "las operaciones absurdas y costosas" del ejército francés, cuyo "principal resultado" ha consistido en "hundir a países como Irak y Libia en el caos".

Houellebecq reveló también el cambio que se produjo en su ánimo entre los atentados de Charlie Hebdo y los más recientes. "En los atentados del 7 de enero, pasé dos días pegado a las noticias de la televisión, sin poder dejar de mirar. Ahora, el 13 de noviembre, no creo siquiera haberme acercado al televisor. Me limité a llamar a amigos y conocidos que viven en los barrios afectados (y eso es ya muchísima gente)."

Aparte de la referencia a Charlie Hebdo, Houellebecq recuerda también otros antecedentes. "En 1986, París se vio afectada por una serie de ataques con bombas en diversos lugares públicos (fue el libanés Hezbollah, creo, que en el momento se atribuyó la responsabilidad). Me acuerdo de la atmósfera que se respiraba en el metro los días siguientes. El silencio era total en los pasillos subterráneos y los pasajeros se cruzaban miradas cargadas de desconfianza. Eso, la primera semana. Después, rápidamente, regresaron las conversaciones y la atmósfera volvió a la normalidad. La idea de una explosión inminente se quedó en el ambiente y estaba en las cabezas de todos, pero había pasado a un segundo plano. Uno se acostumbra a todo, incluso a los atentados."

Houellebecq apuesta por la democracia directa como única solución. "El descrédito que ahora golpea en Francia a la totalidad de la clase política no sólo es generalizado, sino también legítimo. Me parece que la única solución que nos queda será ir lentamente a la única forma de democracia real; quiero decir, la democracia directa."

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger