Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Ha muerto Gloria Van Aerssen, la mitad de Vainica Doble

La que fuera integrante del dúo Vainica Doble, Gloria Van Aerssen, ha muerto hoy, jueves 22 de octubre, a los 83 años en la localidad madrileña de Cercedilla, según informa el sello discográfico Elefant Records en un comunicado



Gloria Van Aerssen
Versovia.com / 22·10·2015

"Lamentamos mucho comunicar el fallecimiento de Gloria Van Aerssen (1932-2015), componente del dúo Vainica Doble, que formó en la década de los sesenta junto a Carmen Santonja (1934-2000), y que es un referente constante para la música española", comienza el comunicado.

Por su parte, sus hijos han emitido la siguiente nota:

“Estos últimos días de espera, como todos los hermanos hacen cuando el final de su madre está cerca, hemos estado recordando.

De repente te ves de pequeño, llegando a casa del colegio, entrar corriendo en el salón, mamá y la tía Mari Carmen con sus guitarras o al piano, el maravilloso Stainway de cola herencia de la tía Albertina, las dos componiendo los temas del primer LP y contándonos la historia de una ballena azul, de una niña llamada Mari Luz… Y paraban para merendar con nosotros en la cocina, pan y mantequilla, leche o té.

Y luego las fiestas en casa con su pandilla de amigos tan divertidos, para nosotros como si fueran de la familia. Con el tiempo supimos que esa familia de amigos hacía cosas maravillosas en el cine, la pintura, la música, el baile.

Todo empezó cuando conoció a la tía Mari Carmen en una parada de autobús. Estaba silbando Tanhauser y nuestra madre se acercó y se unió a ella silbando una segunda voz, y a partir de ese momento se hicieron inseparables, y más adelante formarían Vainica Doble.

Por aquel entonces nuestra madre estudiaba Bellas Artes, entró muy joven en la escuela de San Fernando con trece o catorce años. También bailaba y salía de gira internacional con la compañía de Pilar López, de la que su hermano era primer bailarín. Dejó de bailar cuando conoció a nuestro padre, un hombre con un sentido del humor maravilloso, muy divertido y pintor de gran talento.

A nuestra madre le gustaban muchas cosas que siempre compartía con nosotros. Veíamos películas de los hermanos Marx, de Lubitsch, o de Billy Wilder; hacíamos tartas y galletas, nos enseñaba a Fra Angélico, Mantegna o Vermeer. Nos contagió su amor por los libros y siempre había cerca alguno de Conrad, Tolstoi o Galdós. Por supuesto la música fue su gran pasión, Bach, Schumann, Brahms, Falla, Stravinsky, los Rolling, Beatles, Traffic, Who…

Todo este batiburrillo, toda esta mezcla parecía y era natural. Nos enseñó a mirar y a escuchar con atención, a descubrir lo maravilloso en lo cotidiano, a rodearnos de belleza.

No le importaba que anduviésemos pisando charcos y llegáramos a casa llenos de barro. Todo este amor por las artes y las cosas bonitas de la vida nos las transmitió, y nosotros a nuestros hijos, sus queridos nietos, Clara, María, Juan, Paloma, Lola, Gonzalo e Ignacio.

Hemos aprendido que la música, la pintura, el cine, etc. te ayudan a disfrutar los buenos momentos y superar los malos. Nos ayudarán ahora a decir adiós a las meriendas, a los paseos, a las partidas de gin rummy, a los gin tónics, a las conversaciones disparatadas.

Siempre nos dijo que quería morir comida por un oso polar, tal y como hacían los esquimales en Los dientes del diablo. No hemos conseguido encontrar un oso, pero sí un hospital en medio de un bosque en Cercedilla, donde ha sido tratada con mucho cariño, y la han ayudado a morir sin sufrimiento.

‘…..era una noche obscura y tormentosa….’”

Ignacio, Laura, Álvaro y Diego de Cárdenas Van Aerssen-Beyeren

Gloria Van Aerssen y Carmen Santonja se conocieron en plena adolescencia y a mediados de los sesenta decidieron empezar a componer canciones juntas, influidas principalmente por los grupos de rock y pop anglosajones que triunfaban en la época, como Rolling Stones y Beatles, si bien su formación musical y sus gustos abarcaban muchísimas más cosas.

Tras componer canciones para varias películas y series de televisión, en 1970 el sello Opalo publica su primer single, con dos canciones: "La Bruja" y "Un Metro Cuadrado". Tras este disco vendría su primer larga duración para el mismo sello, titulado Vainica Doble, con un atrevimiento que se traduciría en unas ventas más bien escasas, pero que poco a poco fue creando todo un culto alrededor del dúo, que iría creciendo poco a poco con sus siguientes grabaciones.

Tras un último single para Opalo, con dos villancicos, Vainica Doble fichan por Ariola, que les edita probablemente su trabajo más conocido: Heliotropo, una nueva colección de canciones en las que las principales bazas del dúo -los juegos vocales y las letras tiernas, fantasiosas e imprevisibles- se muestran ya maduras.

Pero de nuevo las virtudes y los encantos del dúo pasan desapercibidos para el gran público. Además, Gloria y Carmen se muestran reticentes a actuar en directo y a promocionar el disco, por lo que las relaciones con la compañía empeoran y el desencanto y el cansancio por el éxito que nunca llega hacen mella en el grupo.

A partir de entonces sus grabaciones se irían espaciando cada vez más, y el cambio continuo de compañía discográfica, el poco interés por subirse a un escenario y la 'ceguera' de medios y público ante tanto talento serán constantes del resto de su larga carrera.

Volvemos a encontrar a Vainica Doble en 1976, con un tercer disco -Contracorriente- que las muestra más rockerizadas e incluso politizadas. Pero lo que en otras manos sería algo vulgar y predecible, tratado por Gloria y Mari Carmen se convierte en un nuevo regalo para los oídos.

No hay más discos hasta 1980, año en que se publica el cuarto larga duración: El Eslabón Perdido, una colección de temas antiguos nunca publicados, más algunas composiciones nuevas. Lo edita el sello Guimbarda, que también les publica al año siguiente El Tigre Del Guadarrama, un álbum mucho más oscuro y desencantado que los anteriores.

Tras un nuevo parón, empleado en componer para otros artistas y dedicarse a otros menesteres como la pintura, la cerámica o la creación de libros infantiles, vuelven en 1984 de la mano del sello Nuevos Medios con un sorprendente doble álbum titulado Taquicardia, en el que se muestran experimentales, iconoclastas y geniales, pero que de nuevo se topó con la incomprensión y la indiferencia de la mayoría.

Aún así, el número de incondicionales del dúo es ya más que notable, especialmente entre miembros de nuevos grupos de pop como Carlos Berlanga, Paco Clavel, Fernando Márquez "El Zurdo" -que incluso llega a publicar un libro sobre las susodichas- o los hermanos Cano. Años más tarde, toda una nueva generación de músicos se declararán también fans acérrimos.

Los noventa comienzan para el dúo con un curioso disco, 1970-1990, en el que se dedican a regrabar canciones de sus dos primeros discos, por aquel entonces inencontrables. Por suerte, durante esta década todas sus grabaciones -incluido su primer álbum, buscadísimo durante décadas- son reeditados en CD.

Y en 1997, cuando todo el mundo da por finiquitada la unión musical entre Gloria y Mari Carmen, reaparecen con un nuevo trabajo, Carbono 14 (Polygram), que cuenta con colaboraciones de Miguel Bosé, Alejandro Sanz o Germán Coppini entre otros.

En 1999 vuelven con un CD-Single editado por Elefant, en el que recopilan canciones antiguas nunca editadas (pertenecientes a las bandas sonoras que compusieron en los 70 para series de television de Jaime de Armiñán) más un tema nuevo. El disco se edita para coincidir con la exposición Mis Labores, coordinada por Paco Clavel, en la que una cincuentena de artistas aportan obras en homenaje a Vainica Doble.

En el 2000 comienzan la grabación de un álbum para Elefant Records, En familia. En julio del 2000, poco después de que finalice la grabación, fallece Carmen Santonja. El álbum aparece a finales de año y será recordado no sólo por ser el -irrevocablemente- último trabajo de Vainica Doble, sino también por su exquisita producción.






No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger