Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Exposición monográfica sobre Luis de Morales en El Prado

El museo ha inaugurado hoy una exposición dedicada al maestro del Renacimiento que podrá visitarse hasta el 10 de enero de 2016



La Virgen de la leche, una de las obras de "El Divino" Morales
Versovia.com / 01·10·2015

Casi un siglo después de que presentará la primera exposición monográfica dedicada a Luis de Morales, el Divino, el Museo del Prado retoma su interés por el maestro renacentista con una muestra que permanecerá abierta desde el 1 de octubre de hasta el 10 de enero de 2016.

El museo ha seleccionado 19 obras del artista de su propia colección y les ha sumado 35 más procedentes de procedentes de museos nacionales e internacionales, coleccionistas privados e instituciones religiosas. Así, llegan a Madrid la 'Virgen del pajarito' de la parroquia de San Agustín de Madrid, la 'Virgen con el Niño y san Juanito' de la Catedral Nueva de Salamanca o el 'Ecce Homo' del Museu Nacional de Arte Antiga de Lisboa, recientemente restaurado en los talleres del Prado.

Aunque las creaciones más representativas de Morales conocieron una amplia difusión gracias a la existencia de un taller propio y a las repeticiones debidas a otros pintores y seguidores, esta muestra reúne una estudiada selección solo de aquellas obras que responden a los verdaderos estándares de calidad de la extraordinaria técnica pictórica empleada por Morales

Se desconoce el lugar y fecha exacta de su nacimiento, pero es probable que fuera en Alcántara (Cáceres) hacia 1510 o 1511. Durante más de cincuenta años fue el pintor más prolífico e importante de esa extensa región, donde realizó numerosos retablos y cuadros de altar, ampliando su producción a Portugal.

El conocimiento de obras de otros artistas, sobre todo de Alonso Berruguete o Sebastiano del Piombo, ayudó a definir el estilo de un pintor que alcanzó temprana fama gracias a sus pequeñas tablas de temática religiosa. La exposición de El Prado incluye una escultura de Alonso Berruguete, procedente del Museo Nacional de Escultura de Valladolid, vinculada estrechamente a la temática pasionista de Morales tanto por la espiritualidad que refleja como por los valores escultóricos que se aprecian en la pintura del maestro extremeño.

Con una marcada vocación comercial, Morales adaptó a la clientela de la época un producto artístico y devocional de factura muy cuidada que enlazaba con las tradiciones flamencas de finales del siglo XV y principios del XVI, matizadas por elementos y modelos italianizantes. Además, el ambiente espiritual de la época se proyectó sutilmente en esas imágenes piadosas. Sencillas en su composición y muy cercanas al creyente, añadían a su gran eficacia visual una indudable carga emocional.

Esta exposición ofrece una cuidada revisión de la obra del Divino, apelativo que fue explicado así por el pintor y tratadista Antonio Palomino en el siglo XVIII: “Fue cognominado el Divino, así porque todo lo que pintó fueron cosas sagradas, como porque hizo cabezas de Cristo con tan gran primor, y sutileza en los cabellos, que al más curioso en el arte ocasiona a querer soplarlos para que se muevan, porque parece que tienen la misma sutileza que los naturales”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger