Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

"A la hora de escribir procuro ser más sereno, aunque explote"

Ritxi Poo, licenciado en derecho, poeta, bilbaíno, cantante y compositor de Desperfectos, acaba de estrenar libro, 'Abajo las persianas', editado por Vitruvio, y ha bajado hasta el sur para darlo a conocer en una gira que le llevará esta semana a recorrer La Mojonera, Almería y Antas



Ritxi Poo
Versovia.com / 12·10·2015

- Enrique Gracia Trinidad dice en el prólogo que la poesía alcanza su mayor dimensión cuando se encuentra con la vida de todos los días ¿es esa la clave de ‘Abajo las persianas’?
- El libro habla de lo cotidiano, pero tiene otro trasfondo. ‘Abajo las persianas’ pretende, precisamente, todo lo contrario, es decir, subirlas. Simboliza la derrota, la indolencia en que parece haber derivado el mundo. He tratado con ese puñado de versos de luchar contra esa actitud desde el amor de los primeros poemas y el dolor implícito en el resto.
- Tiene mucho que ver con lo que cantabas con Desperfectos.
- Claro que tiene que ver. Aunque son canales de expresión diferentes, el ojo crítico es el mismo siempre. Intento que cada proyecto y cada libro tenga un enfoque distinto al anterior. En este caso lo he tenido más fácil porque sigue a uno con el que quise pasar página y me he adentrado en una fase muy distinta. He recuperado la paz y el sosiego para hacer lo que me gusta, que es escribir poesía. Es un libro intimista en el que hablo de vivencias personales, a diferencia de proyectos anteriores o el próximo libro, en el que ahora estoy trabajando.
- Resulta curioso y sorprendente que quienes componéis canciones neguéis su carácter de poesía.
- Yo sí hago la diferencia porque el tono de las canciones que tocábamos en Desperfectos era muy diferente. Es cierto que utilizamos un lenguaje poético, pero es menos lírico, está menos lleno de imágenes y es mucho más directo y contundente. En mi caso, no he tocado los mismos asuntos en mis canciones y en mis poemas. En las canciones, la letra iba naciendo al mismo tiempo que la música. Aunque la poesía es también música y está dotada de un ritmo, yo no la concibo sin cadencia, sí que me parece algo muy distinto. Además, a la hora de escribir poemas procuro ser más sereno, aunque explote.
- ¿En qué andas metido ahora?
- ‘Abajo las persianas’ reúne parte de mi obra poética de los últimos cinco años, de los que ha estado conviviendo durante los últimos dos con otro proyecto que ya he dado por zanjado, ‘Verdades de mentira’, que es muy distinto, menos intimista. Incluye relatos en verso donde hablo de cuestiones sociales de una manera más explícita, poniendo nombre a los sitios y a las cosas. Hablo de Tarajal, de Crimea, de lo que está ocurriendo en el Mediterráneo, de lo que estamos viendo y viviendo en el día a día, y lo hago desde una óptica inventada pero verosímil, que perfectamente podría ser cierta. Van dos años cohabitando ambos proyectos y ‘Verdades de mentira’, que ya tiene editorial, no va a salir hasta 2016 porque no quiero que coincidan a la vez. Prefiero que ahora viva ‘Abajo las persianas’. 
- Eres uno de los fundadores de ‘Noches poéticas’ ¿qué significa para ti?
- ‘Noches poéticas’ es un fantástico punto de encuentro con otros poetas. A unos los conocía como lector y a otros nada de nada. Ha sido un aprendizaje brutal. El primer libro lo publiqué en un momento en el que yo andaba un poco encerrado y escribía en los márgenes de mi agenda, con muy poco tiempo y demasiada urgencia y justo en el momento en que acabó comenzó ‘Noches poéticas’, que me ha permitido aprender muchísimo, recibir consejos de gente que aprecio y valoro mucho. Al margen de la locura, el éxito y la satisfacción que supone llenar con poesía bares y espacios públicos en Bilbao las noches de los miércoles, algo realmente inaudito e insólito. Es la Hostia.
- Una pregunta tonta: Nómbrame tres poetas.
- Es jodido nombrar sólo unos cuantos, porque se me van a quedar muchos por decir. Pero diré mis referentes de toda la vida, que son Ángel González, Blas de Otero… podría decir Tagore y Khalil Gibran, Celaya, Katy Parra, Ana Pérez Cañamares y muchísimos poetas que están haciendo las cosas muy bien hoy. Sobre todo muchas mujeres.
- Tú eras muy amigo de Sergio Oyarzábal. Tengo que preguntarte por él.
- Sergio era un volcán. El se definía. a las cuatro de la mañana, de recogida ya, como un barrendero de palabras. Era un grandísimo poeta y el primero que tuve la fortuna de conocer en mi vida. Yo, hasta entonces, sufría la poesía en silencio, como las hemorroides, y la primera persona que miré a los ojos y nos entendimos cuando hablamos de poesía fue Txiki Oyarzábal. Teníamos muchos amigos comunes, compartíamos muchas fiestas. La única canción de Desperfectos que canté con una letra que no estaba compuesta por mí era de Sergio. Era un poeta muy voraz y un volcán de imágenes. Vivió la vida muy intensamente, tenía en su mente que era un poeta maldito. Era un amigo al que quise, desquise, y nos volvimos a querer y a desquerer hasta el fin

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger