Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Estricnina, de Mercedes Sáenz Blasco. Reseña.

A los once años, Ignacio descubre que el cura al que ayuda como monaguillo asesinó a su madre 



Mercedes Sáenz Blasco

Mª Ángeles / 16·09·2015

Tras vengarse de él decide conjurar los remordimientos que le corroen bajo una existencia anodina. Cuatro décadas más tarde, cuando cree haberlo conseguido, el azar le coloca de nuevo frente a los interrogantes que aquel día no quiso plantearse. Comienza así su ineludible viaje hacia un pasado sin cicatrizar, en el que nada ni nadie fueron lo que parece. ¿Acaso él tampoco?

Mercedes Sáenz Blasco (Logroño, 1969) es diplomada en Enfermería y trabaja en el Hospital de Mérida, ciudad en la que vive. Ha ganado el IX Certamen de Relatos Carmen de Michelena y el segundo premio del IX Certamen de Relato Corto Encarna León, entre otros. Estricnina, su primera novela publicada, ha sido finalista del XXXIV Premio de Novela Felipe Trigo.

Estricnina es la primera novela publicada de Mercedes Sáenz y ha sido Finalista del 34º Premio de novela Felipe Trigo.

La novela tiene un comienzo de vértigo, Ignacio Crespo, el principal protagonista nos va a narrar en primera persona su historia. Cuando tenía once años, huérfano de madre fue monaguillo en su localidad natal, Logroño. Un buen día, de una forma absolutamente casual, descubre que el párroco al que ayudaba había asesinado a su madre y a algunos otros vecinos de la localidad administrando estricnina en la hostia sagrada (una sustancia venenosa con la que se fabrican los matarratas). 

Ignacio decide vengar a su madre y guarda su secreto en su memoria tratando de continuar su vida como si nada, pero el destino es caprichoso y, después de cuarenta años, va a tener que enfrentarse de nuevo a su pasado para de una vez por todas poder cerrar las heridas que quedan sin cicatrizar. 

La novela está narrada a través de dos hilos temporales que se van alternando y nos van permitiendo conocer los entresijos de una familia en la que el silencio ha imperado desde antaño. 

Comenzamos en el año 2011 con Ignacio que es un hombre que ronda la cincuentena y al que la vida no ha tratado demasiado bien. Vive en Mérida, es divorciado y tiene un hijo pero la relación con su ex es muy tensa. Para colmo de males está en paro y, para optar a 

un puesto de corresponsal que anhela, necesita saber alemán pero cuando llega a matricularse se han acabado las plazas y decide dar clases de francés. En esta clase de francés se reencontrará con una antigua vecina de su niñez y juntos tratarán de colocar las piezas de un puzzle que quedó incompleto hace muchos años.

Tanto los personajes como los escenarios están muy bien desarrollados. No vamos a mover desde la ciudad de Mérida en el presente hasta Logroño para regresar al pasado de Ignacio. Me ha gustado especialmente el retrato que hace la autora de un barrio de los años setenta cuando la diversión de los niños estaba en la calle y no existían tantos miedos.

La historia tiene varios protagonistas principales: Ignacio, don Andrés (el párroco) y Adeline (su amiga de la infancia). Existen también un buen elenco de secundarios como el padre de Ignacio, la tía Sonsoles, la Rosi, el colorao, Casilda, etc.

Ignacio al que vamos conociendo a través de su propia narración es un tipo bastante gris, con una vida sin ningún tipo de aliciente y cuyo carácter vamos a ir comprendiendo a medida que avanzamos en la historia. Por otro lado está Don Andrés una persona oscura, autoritaria y al que acosan sus demonios interiores. Y, por último, Adeline, la niña francesa que se convirtió una espectacular mujer pero que ha sido quizá el personaje con el que menos he empatizado porque no he llegado a entender su motivación por descubrir el misterio.

A través de una prosa sencilla, directa y cercana la autora nos va a llevar a conocer los secretos más ocultos de la familia Crespo García donde nada es lo que parece y donde todos prefieren callar para no levantar las ampollas del pasado.

En definitiva, una historia con la que he disfrutado de principio a fin, que me ha sorprendido gratamente y que recomiendo sin dudar a todos aquellos a los que les gusten los misterios.

- See more at: http://bookeandoconmangeles.blogspot.com.es/2015/07/estricnina-mercedes-saenz-blasco.html#sthash.U4iZTqV6.dpuf

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger