Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Reaparecen las fotos del último concierto de Janis Joplin 45 años después

House of Roulx las ha puesto a la venta en su página 'on line'



Una de las fotos de Peter Warrack tomadas en el último concierto de Janis Joplin
Versovia.com / 13·08·2015

Era una cálida noche la del 12 de agosto 1970. El Estadio de Harvard se había transformado en un enorme salón de conciertos al que se añadieron filas y filas de asientos. 40.000 espectadores lo llenaron en aquella ocasión. Después se supo que parte del equipo de sonido había sido robado, y el espectáculo se retrasó. Según varios testimonios, la multitud estuvo a punto de provocar disturbios. 

Estaban esperando a Janis Joplin. 

"Mientras estábamos sentados allí, el aire empezó a llenarse de un humo dulce", dice Kevin McElroy, que estaba en la parte delantera con su novio, Peter Warrack. "Janis estaba debajo. Tenía una botella de Southern Comfort y estaba como ensimismada. Sólo estaba haciendo lo que quería hacer en ese momento. Después de otra hora y media, más o menos, irrumpió en el escenario. Fue eléctrico". 

Dos meses más tarde, Joplin moría. Aquel desastroso concierto en el estadio de la Universidad de Harvard, fue su última actuación pública. 

Fue, también, una noche especial para Warrack. Un fotógrafo aficionado al que le gusta fotografiar a celebridades y recoger autógrafos, le disparó a casi todo un rollo de película a la estrella. Los conciertos no se documentaban tan a fondo entonces como ahora, gracias a Instagram y Twitter y una cámara en cada teléfono inteligente, por lo que los 24 primeros planos en blanco y negro son algunas de las pocas reliquias existentes de aquel histórico concierto. 

Warrack nació en Liverpool y murió en 2008, pero casi toda su colección de fotografías, alrededor de 15.000, permaneció inédita. Hasta hace poco tiempo languidecían en una vasta colección de carpetas en varios armarios en la residencia de McElroy en el South End de Boston. Roulx -un operador con sede en Danvers de una tienda en línea que vende fotos de famosos, reproducciones de arte de ciencia ficción y copias de fotos viejas y curiosas- adquirió toda la colección este año. Impresiones individuales, así como una caja de edición limitada de la serie Joplin están disponibles para su compra en el sitio web de Roulx. 

"Esto no fue sólo un tipo que tuvo la suerte de ‘capturar’ ese momento de la célebre estrella, en realidad era un muy buen fotógrafo", dice Jared Gendron, de Roulx. "Existe una diferencia entre alguien que sólo corre alrededor tomando fotos, un paparazzi, y alguien que tiene ese ojo artístico." 

En conjunto, las fotografías que Warrack hizo de Joplin son como un libro animado de los 27 años de edad de la cantante que capturan unos momentos espontáneos, fugaces, en el escenario. Son retratos, en realidad, sobre un fondo negro, ampliadas en lo suficientemente cerca como para contar las pulseras que llevaba en la muñeca. En una toma, ella lleva un dedo a los labios, pensativa. En otra, irradia su sonrisa mientras mira por encima del hombro. Una foto la captura en movimiento, una mancha de sudor y el canto. 

"Se sentía el dolor literalmente", dice McElroy. "Ella estaba interactuando con el público en una experiencia sexual de ida y vuelta. El público la llamaba, la quería y ella lo quería. En un momento dijo 'sí, me quedo con vosotros’. Eso era parte de quién era". 

Cuando Joplin murió el 4 de octubre de 1970, Reuters publicó un obituario que empleó más tiempo tiempo y espacio a detallar sus excesos y borracheras, al personaje polémico, que a su maestría musical. Desde entonces se ha convertido en un icono feminista, además de en leyenda del rock'n'roll. Su voz, que grava, su voz personifica la capacidad de una rara especie capaz de traducir el dolor en arte. 

"Creo que la gente hoy en día no sería capaz de entenderla. Janis era joven, sólo tenía 27 años, y era una de las grandes estrellas del rock", dice McElroy. "Era una persona que estaba de gira, que era buena, y alguien que quería aprender. Durante los últimos 45 años, Janis se ha convertido en algo más, en una muestra de las personas que mueren jóvenes y no vuelven. Y creo que los jóvenes de hoy mirarían a Janis y no la verían con la misma luz que lo hicimos entonces". 

En el relato de McElroy, el trabajo de Warrack fue impulsado por una fascinación por el glamour de las celebridades, así como por la humanidad que hay detrás. Las fotografías de Joplin, dice, muestran un lado de ella que se ha borrado en gran parte por su estatus de icono y todo lo que simboliza ahora. 

"Creo que vemos algo diferente cuando miramos hacia atrás", dice McElroy. "No creo que vemos simplemente a Janis. [Esa noche] era Janis, realizándose. Fue maravilloso".

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger