Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Pollock en la Tate de Liverpool

Una nueva exposición del vanguardista y emblemático pintor norteamericano Jackson Pollock puede contemplarse en la Tate de Liverpool


Jackson Pollock realizando una de sus obras
Versovia.com / 02·08·2015

Pero en esta ocasión, la galería ha decidido mostrar algunos de los aspectos menos conocidos de su trabajo, cinco cosas que el aficionado puede no haber conocido sobre Jackson Pollock.

Pollock escultor

Aclamado por la técnica de goteo lírico, de la que fue pionero, podría sorprender saber que, al comienzo de su carrera, Jackson Pollock se dedicó más a la escultura que a la pintura. En una carta a su familia, fechada en 1933, Pollock dijo:

"Estoy dedicando ahora todo mi tiempo a la escultura -corto piedra durante el día y modelo por la noche- que suscita mi interés profundamente. Me gusta más que la pintura y el dibujo. Creo que es la esencia de todo".

Aunque se trata de un aspecto menos conocido de su legado, cobraría mayor importancia en los últmos tiempos del artista, cuando la pintura -y, también, la vida- le estaba resultando tan difícil. Una colaboración con su amigo, el escultor, Tony Smith, sería el último esfuerzo creativo que emprendería antes de su muerte en accidente automovilístico en 1956.

Pollock y Picasso

Pollock, según la revista Life, era el  pintor vivo más grande de Estados Unidos en 1949. Sus viajes le habían reportado influencias de muralistas mexicanos como José Clemente Orozco y Diego Rivera durante la década de 1930 y, también, de maestros europeos como Wassily Kandinsky y Joan Miró. Pero ninguno de estos le causaron un impacto como el que recibió de Picasso, el que, tal vez, más fuertemente se aprecia en obras como 'Número 14', de 1951, en la que unas figuras reclinadas, monstruosas, retorciéndose en el espacio, parecen recordar el Guernika del maestro andaluz; al mismo tiempo, este es, al mismo tiempo, un tributo de Pollock y un desafío a Picasso. En declaraciones a BH Friedman en 1969, su esposa Lee Krasner Pollock declaró acerca de la relación de su marido con el artista español:

"... No hay duda de que admiraba Picasso y, al mismo tiempo compitió con él, quería ir más allá de él ... Recuerdo que una vez oí caer algo y a luego Jackson gritando '¡Maldita sea, ese tipo no se perdió nada!' Fui a ver qué había sucedido. Jackson estaba sentado, mirando fijamente; y en el piso, tirado, un libro con la obra de Picasso ..."

El expresionismo abstracto

El movimiento artístico más asociado con Pollock fue el expresionismo abstracto. Es el que mejor lo caracteriza, las marcas surgidas de la decisión del gesto, que trae a la mente del artista canalizar su inconsciente directamente sobre el lienzo, o, como Pollock dijo: 'El artista moderno... está trabajando y expresa su mundo interior. O, lo que es lo mismo, expresa la energía, el movimiento y otras fuerzas internas'.

El efecto Namuth

Algunas de las imágenes más memorables tomadas de Pollock, y tal vez de cualquier artista trabajando, fueron las de las sesiones de fotos y rodajes realizados por el fotógrafo Hans Namuth en 1950, encargadas por la revista Life, que sirvieron para cimentar la reputación de Pollock como un coloso de la cultura americana de la posguerra. 

Pollock, que había tenido dificultades con el alcohol desde su adolescencia, había sido sometido a una terapia regular que lo llevó a lograr dos años de sobriedad. Inmediatamente después de la filmación, volvió a beber, lo que llevó a algunos a sugerir que era la exposición de la realización de la película lo que dio origen a este retorno al alcohol. Namuth, recordando este momento, escribió en 1979:

"Me he preguntado por qué Jackson eligió este momento de su vida para volver a la bebida. En parte, por supuesto, fue el resultado de las circunstancias de ese último día de rodaje. Había un aire pesado de crisis rondando. [...] Uno puede, por supuesto, especular sobre las razones más profundas. Yo no era consciente de eso en aquel momento, pero hoy creo que había llegado a un punto de transición en su trabajo [...].

Pollock Mitología

La narrativa más amplia de Pollock, una de las figuras más atractivas del siglo XX, surge de una mezcla de mitologías, verdades y verdades a medias. David Elliott, en su ensayo 'Mitos', (Jackson Pollock: Dibujo y Pintura en 1979), señala la carrera mercurial de Jackson Pollock y su muerte prematura en un accidente automovilístico a la edad de 44 están totalmente de acuerdo con este patrón; su vida y muerte, así como su obra han sido absorbidos en nuestra historia cultural.

También existe la idea de que Pollock había sido un "hombre-niño" ingenuo, un artista sin orden ni concierto lanzando pintura en un lienzo. Pero, como Helen A. Harrison, directora del Centro de estudios Pollock-Krasner House, ha señalado (biography.com 2015):

La primera vez que intentó pintar mediante el vertido de pintura fue en 1936... En 1947 había perfeccionado la técnica, arrojando salpicaduras de pintura líquida, y podía controlar su flujo para lograr los efectos que buscaba. Pollock ideó un método laboriosamente logrado hasta convertirlo en una necesidad de crecimiento natural, y explicó que: "Quiero expresar mis sentimientos en lugar de ilustrarlos. La técnica es sólo un medio para llegar a comunicar algo".

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger