Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Desahogo, de Óscar Alberdi

Nacido el 11 de febrero de 1966, este cocinero rimaba sabores que iluminaban paladares con su arte más refinado


Óscar Alberdi

Noches poéticas / Versovia.com / 16·08·2015

Como poeta, sazonaba los oscuros rincones del alma con sabores contundentes que, bien en asonante o en consonante, no permitían indiferencia a ninguna sensibilidad.

Como gran artista, conjugaba sus contradicciones de manera única, rudo, fuerte, sensible y frágil, bien en el fogón o bajo la lámpara de su escritorio, regalaba a su manera implacablemente irreverente, visiones de una vida, en ocasiones perra, a la que no hurto la mirada.

Comprometido con la difusión de la poesía, se inició en "El club de los sentidos". Pasado el tiempo, junto con Julián Borao, se embarcó en la aventura de "Noches poéticas". Y, así, entre fogones, rimas y noches de farándula, vio la luz "Conviviendo con el caos", cuya crudeza muestra las sombras de un alma golpeada por la sinrazón de los tiempos modernos.

Conviviendo con el caos es, además, como se llama su página web, que lleva por subtítulo toda una declaración de intenciones: "Jamás cuento mis penas a mis amigos... ¡Que les divierta su puta madre!".

Y es que, como recuerda Katy Parra en el prólogo a su último libro, "la diplomacia no fue nunca una de las virtudes de este autor".

Trascendió a su lírica y a su ser el 27 de diciembre de 2011, dejando palabras que conformaron "Antes de saquear el cielo", un poemario póstumo editado por LUPI (La única puerta a la izquierda) que no alcanza a llenar el vacío que dejó tras de sí.

"El amor, la añoranza, la indignación, la impotencia ante un mundo tan hostil, a veces, la pasión y la muerte, la ternura y esa necesidad de descifrar lo indescifrable... Todo cuanto fue Óscar Alberdi, es aquí presente vivo y real, al alcance del lector que guste de leer buena poesía", escribe Katy Parra en ese ya citado prólogo a "Antes de saquear el cielo".

Ya no vendrá a ponerle flores blancas al busto de Blas de Otero.


Desahogo


Tengo la misma enfermedad de las hojas en otoño,

que los peces y las algas
habitando la dimensión en que no existen espejismos,
la de los tesoros hundidos y los barcos naufragados.
Como todos los enfermos me he vuelto cruel,
como el escorpión al que una rana
ayuda sobre su lomo a cruzar un arroyo.
No me bastan las buenas palabras
ni que me regales un "¿cómo estás?"

Si no quieres que te duela saber no preguntes.
Contamino con mi mirada los vasos de leche,
a los niños en el vientre de sus madres
con el humo de mi respiración
y a ti con las dudas
y mi miedo a dejar de ser inmortal.
Me cuesta tanto volver a amar
y sin embargo sin ti moriré
pensando que el amor tiene una deuda conmigo.

1 comentario :

  1. Todo un detalle, Javier, recordar a Óscar Alberdi. Iniciamos juntos las Noches Poéticas y siempre permanecerá en ellas junto con su energía vital y su poesía. Un abrazo

    ResponderEliminar

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger