Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Heroína

"Es la mujer que sube a un avión sabiendo que su alma se queda en tierra"


Ilsa /Ingrid abandona Casblanca y, por segunda vez, a Rick /Bogart

Carmelo Anaya / 29·08·2015

No es por su belleza. Tampoco porque fuera en su tiempo la actriz más importante de Hollywood. Ni porque tiene más Oscar que nadie (excepto Katherine Hepburn). Ni porque el gran Hitchcock estuviera obsesionado por ella (siempre hay que fijarse en las obsesiones del maestro). Tampoco porque en el Olimpo de la historia del Gran Cine (lo que se hace ahora es menor) sólo sea superada por las divinas Katharine Hepburn y Bette Davis. Ni porque uno se deshaga viendo el beso que le propina a Cary Grant en 'Encadenados'. Ni porque alimentara sueños de adolescente cuando uno podía ver buen cine en televisión. Ni porque fuera esa clase de sueño inalcanzable que guía la vida.

Todo lo anterior podría caer en el olvido.

Pero no 'Casablanca'.

Los puristas se niegan a reconocer que es la mejor película de la historia (con permiso únicamente de John Ford).

Pero la historia de amor del perdedor Rick es la mejor historia que se podía contar. Un perdedor en una guerra de perdedores. Un perdedor de una guerra de buenos y malos. Un perdedor del bando de los buenos que ganaron aquella guerra.

Ella es la mujer que mira a dos hombres sin saber de cuál debe estar enamorada. Es la mujer que sube a un avión sabiendo que su alma se queda en tierra. Es la mujer que sabe que el deber está un paso antes del amor. Es la mujer que sigue al héroe del que no está enamorada porque es su deber continuar la lucha contra el Mal.

Es la encarnación del amor puro, que sólo dura un verano en París. Del amor que no se vicia con el tiempo. De la historia de amor contra la que no puede el olvido.

Por eso, siempre nos quedará París.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger