Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Una exposición muestra en Granada 20 años de la obra de Soledad Sevilla

La obra de la artista podrá ser contemplada hasta el próximo 27 de septiembre en el Centro José Guerrero de Granada



Imagen de la sala donde se expone la serie Las Meninas

Versovia.com / 09·07·2015

Soledad Sevilla es una artista por la que José Guerrero siempre manifestó entusiasmo, y cuyas exploraciones a partir de la abstracción geométrica entendía como un ejemplo de rigor no reñido con la más acusada sensibilidad plástica. 

La exposición, organizada y producida por el Centro José Guerrero de la Diputación de Granada y el Patronato de la Alhambra y Generalife, con la colaboración del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, revisa monográficamente la primera obra de Soledad Sevilla, desde finales de los sesenta a principios de los ochenta: desde sus inicios hasta el cruce de polaridades que progresivamente irían ganando terreno en su trabajo, del rigor del método a la improvisación, las luces y las sombras, el día y la noche, etc. 

El recorrido incluye obras nunca vistas, pertenecientes a la colección de la artista, junto con obras procedentes de colecciones privadas y de museos nacionales, y se ha planificado en dos espacios complementarios: la Casa Horno de Oro y las salas del Centro José Guerrero. Componen la muestra más de cien obras, entre dibujos, pinturas y una instalación. 

En la planta baja del Centro José Guerrero se exhiben ochenta y un dibujos pertenecientes a la primera etapa, más geométrica, comprendida entre los años 1966 a 1982, algunos de ellos inéditos hasta ahora, pues la artista los concibió, en principio, más como investigación sobre los conceptos de color y ritmo mediante el uso de módulos y redes geométricas que como obras en sí mismas. 

La primera planta muestra ocho pinturas correspondientes a la serie Las meninas, junto con otras tres anteriores, realizadas entre los años 1981 a 1983. Esta serie fue concebida e iniciada por Sevilla durante su estancia en Boston mientras cursaba estudios en la Universidad de Harvard. La contemplación del cuadro de Velázquez le llevó a descubrir que el pintor sevillano no dibujaba, sino que configuraba el cuadro a partir de unas manchas originales. Ese descubrimiento la llevó a urdir un tratamiento lírico del espacio y la materia mediante el uso de una estructura reticular que le sirve para filtrar la realidad y su percepción. 

La segunda planta del Centro acoge diez obras de la serie La Alhambra, pintadas entre 1984 y 1986. Es la reinterpretación de la artista del monumento nazarí que tan bien conoció durante el año en que vivió en el carmen de la Fundación Rodríguez-Acosta. El color contenido, las columnas y los reflejos sobre el agua visibles tras la omnipresente retícula que los alberga y los protege buscan la complicidad del espectador que completa los cuadros de Soledad como haría con los poemas que, en realidad, son.

Instalación en la Casa Horno de Oro
La muestra se completa con una instalación compuesta por acero, madera e hilos de cobre, montada en el patio de la Casa Morisca Horno de Oro. Constituye una versión del ciclo La que recita la poesía es ella, que se va adaptando a cada espacio en el que se desarrolla y del que toma su nombre; en esta ocasión se titula Casa de oro. Tanto el lugar elegido como la leve presencia de la retícula formada por cientos de dorados hilos de cobre, transporta al público hasta el Patio de La Alberca o a la calle Oficios, a la segunda planta del Centro José Guerrero, donde bien podría ser una quinta pared en más de dos dimensiones.

La exposición puede ser contemplada hasta el día 27 de septiembre.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger