Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Terpsícore me contó, de Corina de Tanagra

Fue una de las ‘nueve musas mortales’ de la antigüedad clásica, venció cinco veces a su amado Píndaro en distintos juegos florales y murió a los 18 años


Recreación romántica de Corina de Tanagra
Versovia.com / 12·07·2015

A pesar de contar con un currículo imposible para una vida tan breve, Corina de Tanagra es poco conocida en la actualidad, y los escasos 40 fragmentos que de su obra han llegado hasta nuestros días, no son tan presentes como, sin duda, debieran.

Muestras de la relevancia e influencia de su poesía en la lírica posterior, podrían ser que un poeta como Ovidio utilizara su nombre, en ocasiones, como pseudónimo, o que el fénix de los ingenios, Lope de Vega, utilizara como elogio para su amiga y poetisa Ana de Castro Egas el apelativo de ‘Nueva Corina’.

Por lo demás, su vida está rodeada de una gran incertidumbre. Para empezar, ni tan siquiera existe acuerdo sobre la época en que vivió. Los más la sitúan a caballo de los siglos VI y V a.n.e., como coetánea de Píndaro, pero hay quienes la ubican en el III. La mayoría coinciden en lo temprano de su muerte, a los 18 años, pero otros la prolongan hasta los 50.

Pausanias, el conocido geógrafo, escribió en 150 d.C. que Corina había vencido a Píndaro en varios concursos, pero añadió que “seguramente se debió a que la belleza de la poetisa impresionó a los jueces por encima de sus versos”. En fin, tampoco Chus Visor ha inventado nada.

Sí parece que hay acuerdo en admitir que vivió en Tanagra, en Beocia, aunque era natural de Tebas y que, lo que hoy conocemos de ella, es realmente excepcional.



Terpsícore me contó
adorables historias para cantar
a las mujeres de blancos vestidos de Tanagra,
y disfrutó fascinada la ciudad
con mi voz, clara como la de las golondrinas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger