Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Europa decide mañana sobre la libertad de publicar fotos de obras de arte y edificios públicos

El Europarlamento está debatiendo la reforma de la directiva de derechos de autor. Una enmienda propone que publicar fotos de obras y edificios públicos se haga con permiso. Afectaría a imágenes publicadas en redes sociales que tengan fines comerciales


Edificio del IES Azahar, en Antas, obra del arquitecto Luis Cano Rodríguez
Versovia.com / 08·07·2015

Mañana, jueves 9 de julio, el pleno del Parlamento Europeo votará un texto que modifica la directiva de derechos de autor de la Unión Europea (la 2001/29/EC).

El debate parte de un borrador al que los grupos han propuesto enmiendas. Una de ellas, la más polémica, afecta a lo que se conoce como 'libertad de panorama' y propone que para publicar con un uso comercial una fotografía o un vídeo de una obra de arte o edificio ubicado en lugares públicos haya que tener una autorización previa de los autores o sus representantes.

En la práctica, esto significa que si, por ejemplo, un ayuntamiento quisiera hacer promoción turística de los monumentos y esculturas de su ciudad sujetos a derechos de autor -son derechos que vencen a los 70 años desde la muerte del autor-, tendría que pagar por la difusión de las imágenes, según explica el abogado en Derecho Tecnológico y Entretenimiento de Iurismatica, Jorge Campanillas.

De aprobarse la reforma con esta enmienda, cualquier persona, empresa o institución que quisiera hacer un uso comercial de imágenes de estas obras y edificios tendría que pedir permiso e incluso tener que abonar tarifas por derecho de imagen en caso de existir.

En los Estados miembros hay diversidad de tratamiento en este tema. Países como Francia, Italia, Grecia, Ucrania y Bielorrusia no conceden esta libertad, mientras que España, Portugal, Suiza, Reino Unido o Alemania sí la tienen.

La norma afecta a las fotos en redes sociales

Los usuarios de redes sociales como Twitter, Instagram o Facebook también se verían afectados por la norma, como expone en su blog la eurodiputada por el Partido Pirata Europeo en el grupo de Los Verdes, Julia Reda, ponente principal y autora del borrador de la reforma.

Y es que, alerta Reda, aunque los usuarios no hagan un uso comercial de las fotos, si suben imágenes de un monumento con derechos de autor a una red social que sí tiene fines comerciales -que aceptan los usuarios al estar de acuerdo con los términos del servicio-, se estarían infringiendo las leyes del copyright.

Otro colectivo que ha lanzado la voz de alarma y está haciendo una campaña en contra de la enmienda en toda Europa es la Fundación Wikimedia. Su presidente en España, Jorge Sierra, cuenta que la reforma puede afectar a miles de imágenes incluidas en el proyecto Commons, al que los voluntarios han dedicado millones de horas a subir fotos de obras y edificios.

Sierra indica que, de hacerse una interpretación estricta de la norma tal y como está, deberían eliminarse todas esas imágenes que fueron publicadas sin ánimo de lucro y con el fin de difundir el conocimiento.

Por ello, el capítulo español de Wikimedia ha escrito a los 54 eurodiputados españoles, de los cuales 13 ya han mostrado su apoyo para votar en contra de la polémica enmienda. Asimismo, hay una petición en Change, impulsada por el fotógrafo de viajes freelance, Nico Trinkhaus, que ya lleva más de 300.000 firmas y espera llegar al medio millón.

El texto original del borrador (punto 16) recoge la siguiente propuesta de Reda: "Pide al legislador de la UE a asegurar que el uso de fotografías, grabaciones de vídeo u otras imágenes de trabajos que están localizados permanentemente en lugares públicos está permitido".

Entre las enmiendas presentadas por los grupos, la que ha provocado el revuelo es la propuesta por el eurodiputado por el Movimiento Europeo-Francia, en el grupo Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa, Jean-Marie Cavada.

El texto que ha planteado se ha incluido en la propuesta de resolución del Parlamento Europeo (punto 46), aprobada el 16 de junio: "Considera que el uso comercial de fotografías, grabaciones de vídeo u otras imágenes de trabajos que están localizados permanentemente en lugares públicos físicamente deben estar siempre sujetos a una autorización previa de los autores o de cualquier representante que actúe para ellas".

Cavada, en Twitter, insistió en que "todos los puntos relativos a la defensa de los derechos de autor y de sus consecuencias han sido protegidos".

Por su parte Reda afirma en su blog que llegó a compromisos con todos los grupos parlamentarios en la mayoría de sus propuestas, no así en la libertad de panorama.

"Mi borrador apunta que la necesidad de adquirir una licencia para actividades diarias como compartir las fotos de unas vacaciones en las redes sociales era anacrónico y que la libertad de panorama debe convertirse en norma en toda la Unión Europea", subraya Reda.

Jorge Sierra, de Wikimedia, señala que ahora la "pelota en el tejado de eurodiputados". A su juicio, la situación es "grave": "Por un derecho perfectamente comprensible por la labor artística y creativa, se pierde un derecho fundamental. No podríamos pagar los derechos que se nos podrían exigir (...). Hay que garantizar derechos, pero no a costa de perder el conocimiento libre".

Actualmente ya existen ejemplos del coste al que se podrían enfrentar los usuarios que quieran publicar con fines comerciales imágenes con derechos de autor. Campanillas explica que ciertos edificios, como el Guggenheim de Bilbao o el Auditorio de Tenerife han recurrido a la ley de marcas para poder protegerse, una medida que de aprobarse la reforma con la enmienda de Cavada podrían evitar.

En el caso del auditorio situado en Santacruz, el Cabildo tiene el monopolio del uso de imagen y de la marca, obra del arquitecto Santiago Calatrava. Las tarifas van de los 2.000 euros por derechos de imagen nacional a los 4.000 si el ámbito es internacional.

Otro ejemplo es la imagen del Atomium, una estructura construida para la Exposición General de primera categoría de Bruselas de 1958 y uno de los símbolos de la capital belga. Pasará al dominio público en 2076, cuando hayan pasado 70 años de la muerte de su creador, el ingeniero André Waterkeyn. Hasta entonces hay que abonar el uso de la imagen a la organización que lo gestiona.

Campanillas insta a los eurodiputados a meditar más la inclusión de esta enmienda. "Va en contra de las ciudades como destino turístico o de la economía. Los royalties por la utilización de la imagen del edificio generan un problema de aplicación a todos. Muchos han sido pagados con dinero público y encima se privatiza el uso de la imagen".

El eurodiputado Jean-Marie Cavada ha pedido a los europarlamentarios que se elimine su enmienda de la votación del 9 de julio, según publica eldiario.es, aunque habrá que esperar al jueves para saber si sucede finalmente así. Además, diputados de su grupo han presentado una nueva enmienda que reconoce el uso de las imágenes y vídeos de lugares públicos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger