Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Bob en Granada

Con 40 grados de temperatura inicio el camino a Granada ya que el adicto a las rayas blancas de la carretera actuará allí esta noche



Bob Dylan durante el concierto en Granada. FOTO: Pedro Carrillo Vicente
Pedro Carrillo Vicente / 10·07·2015 

Lleva años con su gira interminable pero esa empezó cuando llegó a Greenwich Village en 1961. Creo que fue en el 74 cuando tomé plena consciencia de que Dylan existía y desde entonces no he dejado de seguirlo y de interesarme por su música, poesía, evolución, en fin todo lo que él representa.

A la hora en punto en el pabellón de deportes en la penumbra aparece deslizándose, porque él se desplaza casi levitando y cuando se mueve parece articulado como si fuera un guiñol. Es el sumo sacerdote, tiene una puesta en escena magistral. Dylan es un verdadero actor en escena con sus movimientos chaplinescos, sé que tiene un gran sentido del humor y percibo que es un cachondo aunque la mayoría se fija en que no ha saludado, no nos habla, es antipático etc… 

Lleva traje y sombrero de ala ancha claro, camisa roja y sus botas camperas. Está acompañado de unos músicos magistrales. Su voz más áspera desde hace años suena maravillosa y muy personal. El sonido perfecto, se distingue cada instrumento que suena y el todo suena a cielo. Con los primeros toques ya sé que no me va a defraudar. También sé que a Dylan hay que ir a verlo y escuchar lo que él nos quiera ofrecer, además nos versionará sus canciones más conocidas jugando al despiste. No es ese que una y otra vez te va a ofrecer lo mismo, su personalidad es tan fuerte y creativa que o bailas a su son o no vayas a verlo, quédate en casa y escucha sus discos. 

A lo largo del concierto, alterna su voz con la armónica y el piano. También he de decir que hace mucho que no le veo con la guitarra. La última fue en Chicago, el año en que cayeron las Torres Gemelas. En aquella ocasión sus ayudantes le iban acercando las diferentes guitarras según los temas que iba a interpretar, al menos cinco diferentes. De todas formas le vi rockero y tocó dos temas muy melódicos que sonaron a gloria. Dylan y sus mil caras. 

El concierto me encantó. Lo de la edad, no noté nada salvo el descanso de veinte minutos. Las tablas de Dylan son fuertes y no tienen fisuras. Le vi muy en forma. 

Me quedo con su ejemplo, su música, sus canciones las largas larguísimas y las más cortas, sus historias, su poesía, su estilo, sus religiones, sus contradicciones, su sensibilidad, su esfuerzo, su obra. Me quedo con BOB DYLAN. 

"El mejor consejo que puedo dar es tener siempre buena cabeza". (Bob Dylan)

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger