Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Permítame hacer trizas su precinto, padre, de Buddha Sayami

Buddha Sayami (Katmandú, 1944) escribe su poesía en bhasa, el idioma predominante entre los aborígenes nepalíes




Buddha Sayami
Versovia.com / 10·05·2015

Es, además, músico y un activista por los derechos de los Newar, la población aborigen mayoritaria en Nepal, y preside el Newaa Devgoo.

El poeta Buda Sayami es uno de los cronistas más conmovedores de nuestro tiempo. En su obra prevalece la expresión de que el progreso de Nepal debe fundarse en la preservación de su patrimonio, del pasado, para establecer un nuevo orden. La voz sin miedo de Sayami se hace eco de los sentimientos de las masas que claman por cambios más rápidos de lo que están siendo. Esta reivindicación es clara y diáfana en este poema iconoclasta:


Permítame hacer trizas su precinto, padre


Permítame hacer trizas su precinto, padre.
No soy un príncipe
que deba exigir satisfacción por la muerte de su padre.

Sí estoy descontento
por mi habitación llena de humo.
Sí me rebelo
contra nuestra manera de permanecer en silencio,
de fingir no darnos cuenta
de todo lo que es tan fácil de ver

Soy el dolor de mi madre violada
o el signo de su consentimiento para el placer.
Mi padre es la razón de mi surgimiento
pero yo no soy su nueva edición:
Sólo ha cambiado la cubierta.
No puedo convertirme en una prolongación de su vida
de igual manera que un oficial reporta a toda prisa
a su inmediato superior.

No puedo respirar en sus templos
que apestan a asesinatos.
Sus imágenes llenas de compasión
son obstáculos para mis pasos.
El valor de sus pertenencias
ha disminuido a mis ojos
¿Por qué me parecen parásitos, padre,
las medallas que decoran su pecho?

Padre, no puedo vivir de igual forma que usted,
permitiendo que los buitres se abalancen sobre sus pertenencias
mientras usted se traga su propia saliva,
masticando todos sus deseos.
Innumerables caminos se retuercen hoy bajo mis pies.
Mi garganta se hiere por la urgencia de expresarse

Padre, deje que haga trizas, no a usted,
sino el precinto de su pensamiento y cultura.

Ahí yazgo cautivo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger