Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Muere John Nash, el matemático que inspiró 'Una mente maravillosa'

El economista y matemático, de 86 años, viajaban junto a su esposa, de 82, en un taxi que se estrelló en una maniobra de adelantamiento




John Nash
Versovia.com / 25·05·2015

El matemático ganador de un premio Nobel John Forbes Nash Jr., conocido por sus estudios de la teoría de juegos, ha muerto junto a su esposa en un accidente de tráfico al estrellarse el taxi que viajaban la pasada noche del sábado en Nueva Jersey (Estados Unidos).

John Nash fue encarnado por el actor Russell Crowe en la película Una Mente Maravillosa, de Ron Howard (2001).

Nash y su esposa Alicia, de 86 y 82 años respectivamente, murieron cuando el vehículo en el que viajaban se estrelló contra un guardarraíl al intentar adelantar a un vehículo. 

Ambos salieron despedidos del vehículo, según ha informado el sargento de la Policía de Nueva Jersey Gregory Williams al medio digital NJ.com, como recoge Europa Press.
Matemático en activo y con un Nobel

Nash ganó el Nobel de Economía en 1994 por su contribución a la teoría de juegos y combatió contra la esquizofrenia paranoica durante toda su vida, con la ayuda de su esposa. El matrimonio apoyó numerosas acciones benéficas para concienciar al mundo sobre esta enfermedad.

En la actualidad, el matemático ocupaba el puesto de investigador matemático senior en la Universidad de Princeton, donde estudiaba lógica, teoría de los juegos, cosmología y gravitación. Su carrera también transcurrió en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

Recientemente, Nash había sido galardonado junto al matemático Louis Nirenberg, de 90 años, con el Premio Abel 2015 de la Academia Noruega de las Ciencias y las letras por su contribución a las ecuaciones en derivadas parciales y sus aplicaciones en el análisis geométrico.

Otros galardones conseguidos por Nash fueron el Premio de Teoría John von Neumann (1978) y el Premio Steele de la Sociedad Matemática Americana para la Contribución seminal a la Investigación (1999).

Nash, hijo de un ingeniero eléctrico y de una maestra, nació en Bluefield (Virginia occidental, EE. UU.). Su entorno, como cuenta él mismo en su autobiografía de los Premios Nobel, no era una "comunidad de escolares o de alta tecnología".

Así, se formó de manera autodidacta con la enciclopedia Compton que le habían facilitado sus padres durante su infancia; en el instituto con el clásico Los grandes matemáticos, (1937) de E. T. Bell y con experimentos de electricidad y química.

Después ingresó con una beca en el centro Carnegie Tech en Pittsburgh como estudiante de ingeniería química, aunque alentado por la facultad de Matemáticas pasó a esta especialidad. Finalizó sus estudios en la Universidad de Princeton.

En esos años publicó un estudio después de asistir a un curso en Economía Internacional, titulado El problema de la negociación, que le condujo a interesarse por los estudios de teoría de juegos.

Es un área de la matemática aplicada que estudia las interacciones entre individuos que toman decisiones; las estrategias óptimas y el comportamiento observado en individuos en juegos.

En el verano de 1951 Nash entró como instructor en la facultad de Matemáticas del MIT (permaneció hasta 1959), tiempo en el que resolvió un problema clásico relacionado con la geometría diferencial. 
Lucha contra la esquizofrenia paranoica

Nash padecía esquizofrenia paranoica, que, según ha contado él mismo, empezó a manifestar en los primeros meses de 1959. Antes había conocido en el MIT a la que sería su esposa, Alicia (licenciada en Física), y el matemático renunció a su plaza en el centro. 

El matemático y economista pasaría varios meses en hospitales de Nueva Jersey. "Sucedió que cuando llevaba hospitalizado el tiempo suficiente renuncié finalmente a mis hipótesis delirantes y volví a pensar en mí mismo como un ser humano convencional y regresé a la investigación matemática", escribiría Nasch.

Con el objetivo de evitar una nueva hospitalización, el investigador adoptó un "comportamiento relativamente moderado" y, señaló, volvió a pensar racionalmente "en el estilo característico de los científicos". Una actitud que en los años que siguieron se esforzó por mantener y continuar contribuyendo a la ciencia.

Por su parte, el actor Russell Crowe, ha manifestado en la red social Twitter su estupefacción al conocer la noticia: "Aturdido... Mi corazón está con John, Alicia y familia. Una increíble colaboración. Mentes maravillosas, corazones maravillosos".

El presidente de la Universidad de Princeton, Christopher Eisgruber, también se hallaba consternado por la muerte de John y Alicia Nash, "miembros muy especiales" del centro académico.

"Los destacables logros de John han inspirado a generaciones de matemáticos, economistas y científicos, que estuvieron influidos opr su brillante, revolucionario trabajo en teoría de juegos", ha subrayado Eisgruber.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger