Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

El Prado localiza uno de sus cuadros perdidos

La obra fue depositada en 1908 en el entonces Ministerio de la Gobernación y fue adquirida "de buena fe" por su actual propietario en 1967




El director del Prado, Miguel Zugaza, junto a la obra y el que era su actual propietario, Manuel Linares
Versovia.com / 13·05·2015

El Museo del Prado ha recuperado este martes un cuadro de los que figuraban en su inventario como "no localizado", uno que representa a la reina María Cristina de Borbón, de Luis de la Cruz y Ríos y que se encontraba en una colección privada, ha informado la pinacoteca en una nota.

La obra, que ha sido entregada al Prado este martes por el que era su actual propietario, Manuel Linares, está registrada, como de autor anónimo, en el inventario de las pinturas procedentes de la Colección Real Española, publicado en 1990, con el número 2796 de asiento, una cifra que aparece pintada en rojo en el ángulo inferior izquierdo del lienzo.

Después de una restauración encargada por el actual poseedor de la pieza, apareció la firma del autor, Luis de la Cruz y Ríos, al que llamaban el Canario por ser oriundo del Puerto de la Cruz, en Tenerife.

Esta pintura, depositada en 1908 por el Prado en el entonces Ministerio de la Gobernación, "fue adquirida, de buena fe, en octubre de 1967, por Manuel Linares Barrero a la Delegación Nacional de Auxilio Social junto con varios muebles, una alfombra, otras 6 pinturas y 2 camiones de chatarra", explica en su nota el museo. "De ahí que en las diferentes revisiones efectuadas a partir de 1978 no haya sido localizada en su lugar de depósito", añade.

Luis de la Cruz y Ríos (Puerto de la Cruz, 1776 - Antequera, 1853) era hijo de un tallista, estofador y también pintor, y estudió sus estudios en La Laguna, donde sería años más tarde profesor de su Escuela de Dibujo. Fue nombrado alcalde de su ciudad natal en 1807 y ocho años más tarde viajó a Madrid y, siendo partidario del rey Fernando VII, consiguió retratar al monarca, quien al año siguiente le otorgó los honores de pintor de cámara.

Hizo numerosos retratos de distintos miembros de la familia real, y se especializó en la realización de miniaturas, actividad por la que es más conocido y de la que se puede ver un ejemplo autógrafo en la sala 100 del edificio Villanueva, junto al Tesoro del Delfín.

Tras varios años de trabajo de búsqueda e inventarización, el Prado ha localizado ya 860 registros que por préstamos o deficiente inventarización están fuera de su control.

Tras este "descubrimiento", aún quedarían 884, 748 correspondientes a obras del Museo de la Trinidad y el Museo de Arte Moderno. En 1872 los fondos del Museo de la Trinidad se adscribieron al Prado y muchos de ellos se "dispersaron" sin llegar "siquiera" a ingresar efectivamente en las colecciones del Prado, según explicaba esta pinacoteca.

Junto a esas obras, el informe de la fiscalía identificó otro grupo correspondiente a depósitos (cesión temporal o indefinida a otras entidades) previamente realizados por el desaparecido Museo de Arte Moderno, cuyas colecciones del siglo XIX se adscribieron también al Prado en 1971.

El Prado, que tiene 3.310 obras depositadas en 278 instituciones, ha mantenido desde entonces el criterio de no dar de baja ninguna obra puesto que no se tiene constancia cierta de su destrucción o desaparición definitiva.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger