Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

París y Lyon festejan a los hermanos Lumière en el 120 aniversario del nacimiento del cine

El Grand Palais de París expone la historia de sus creadores y el Instituto Lumière de Lyon está situado en la antigua fábrica de los hermanos, cuya imagen fue escenario del nacimiento del cine


Fotograma de 'La salida de la fábrica Lumiére', película rodada en 1895
Versovia.com / 28·03·2015

Aunque el cine como espectáculo en salas nació un 28 de diciembre de 1895 en París, su verdadero origen comenzó en una noche de insomnio de Louis Lumière en Lyon. 120 años después, París y Lyon festejan el feliz hallazgo que cambió para siempre la historia del arte y situó a Francia como centro de la industria cinematográfica. Los dos puntos fuertes de la celebración son, por un lado, la restauración en 4K de las 200 películas de los Lumière y la exposición “Los hermanos Lumière. Inventando el cine”, en el Grand Palais de París que se inauguró ayer, 27 de marzo.

Louis, junto a su hermano Auguste y su padre, poseía una prospera empresa de fotografía en Lyon. Las imágenes en movimiento ya estaban inventadas, pero faltaba resolver el mecanismo que arrastrase la película entre la fuente de luz y el objetivo de proyección. Un detalle relativamente simple que posibilitó la toma y proyección de imágenes. Y que Louis bautizó en una patente como cinematógrafo.

El pasado 22 de marzo, se cumplía el aniversario de la primera proyección que los hermanos hicieron en la Société d'Encouragement pour l'Industrie Nationale de Lyon, ante un grupo de científicos y empresarios. La película era La salida de la fábrica Lumière en Lyon y mostraba el momento en el que los obreros de su propia empresa terminaban su jornada.

Esta misma semana volvió a proyectarse el Instituto Lumière de Lyon, que dirige el cineasta Bertrand Tavernier y está situado en el mismo emplazamiento de la antigua fábrica. La institución trabaja en la restauración de las 200 películas de los hermanos.

Thierry Frémaux, delegado general del Festival de Cannes, es el comisario de la exposición del Grand Palais. "El espíritu Lumière es la inocencia y la captura de una sinceridad eterna", definía Frémaux en la presentación a prensa.

La muestra quiere reflejar los decisivos momentos desde la primera proyección en Lyon hasta la presentación al público en el ‘Salon Indien du Grand Café’, del Boulevard des Capucines de París (reconstruido y decorado en la exposición). Y también la historia de los primeros operadores a los que Louis Lumière envió por el mundo para que le trajeran imágenes.

Asimismo, la exposición se adentra en la dimensión artística, industrial y privada de la familia Lumière, como el talento fotográfico de Antoine Lumière, padre de los hermanos.

Se dice que los Lumière consideraban su invento sin futuro comercial, pero su creación se expandió como la pólvora. Entre los asistentes a la proyección de Lyon, estaba Léon Gaumont, que ese mismo año fundaría su mítica productora. Y en la de París asistió Georges Mèlies, que materializó las posibilidades fantásticas del cinematógrafo. Francia se convertiría en el mayor productor de cine mundial hasta que EE.UU. le reemplazó tras la I Guerra Mundial. Pero eso ya es otra película.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger