Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Christinne De Lannoy, Ignacio Martín Lerma y Juan Grima hablan sobre la subida a la red de los archivos de Siret

 "Además, sería conveniente que la documentación sobre las excavaciones, la aportación de mi bisabuelo al conocimiento de la prehistoria en todo el Sureste de España, sea publicada", manifestó Christinne De Lannoy, bisnieta de Siret, tras visitar los archivos de su ascendiente en la web

Cráneo con diadema hallado por Pedro Flores y Luis Siret en El Argar, Antas, según un dibujo del arqueólogo belga

Versovia.com / 19·03·2015

El archivo personal del arqueólogo belga Louis Siret, uno de los fondos documentales más importantes para el estudio de los yacimientos prehistóricos y de los inicios de la historia en el sureste de la Península Ibérica, sale a la luz después de ocho años de catalogación y digitalización.

Desde el pasado 3 de marzo están en red y a disposición del público más de 31.000 documentos conservados en el Archivo del Museo Arqueológico Nacional (MAN), que comprenden el archivo personal de Siret y de toda su actividad investigadora junto a su hermano Henri y el capataz Pedro Flores, de Antas.

Este fondo está compuesto por más de 150 cuadernos de excavación, información sobre cada uno de los yacimientos intervenidos, manuscritos, correspondencia entre Siret y su capataz Pedro Flores que recoge el día a día de las excavaciones, y una enorme cantidad de dibujos, fotografías y textos sobre arqueología.

Junto a esta documentación, el museo guarda la correspondencia de los hermanos Siret con personalidades científicas de la época e instituciones interesadas en sus trabajos; recortes de prensa; informes con documentación preparatoria para su participación en homenajes y congresos, así como extractos y resúmenes realizados por Siret a partir de sus lecturas de artículos y libros.

Se han identificado más de 2.800 registros de consulta estructurados en cuatro grupos documentales. El más numeroso corresponde a su archivo personal -adquirido por el Estado el 31 de agosto de 1956- que incluye correspondencia, cuadernos de excavaciones, recortes de prensa, cuadernos de notas, dibujos y planos. El segundo hace referencia al fondo gráfico realizado en vida de Siret, en su mayor parte fotografías hechas por él mismo. Un tercer apartado incluye documentación vinculada a su figura, pero no procedente de su trabajo. El último grupo está compuesto por el fondo documental correspondiente a las fotografías posteriores al fallecimiento de Siret.

“Los investigadores estamos de enhorabuena -afirma Ignacio Martín Lerma, profesor de Prehistoria en la Universidad de Murcia y bisnieto del amigo y colaborador de Siret, Juan Cuadrado-. El acceso libre a todos estos cuadernos y poder consultarlos desde cualquier lugar supone un acontecimiento muy importante. Esa documentación encierra muchísimos secretos centrados en la prehistoria del Sureste, pero también muy útiles para interpretar la de otras partes de Europa”.

Añade Martín Lerma que “Siret y su entorno, su capataz Pedro Flores y su colaborador y compañero Juan Cuadrado Ruiz, que le mostró los sitios de campo, fundamentalmente los del paleolítico, marcaron un punto y aparte en la arqueología. Pusieron en marcha una sistemática que incluía la lectura geológica de los estratos, una lectura arqueológica del material y, sobre todo, algo que nunca antes ocurría: una interpretación. Hasta entonces las palabras ‘arqueología’ y ‘coleccionismo’ estaban indisolublemente unidas. A partir de Siret y Cuadrado cobraron valor las preguntas. Conocer por qué aparecen, dónde se encuentran y el contexto en que se hayan las cosas pasa a ser lo realmente importante y ese cambio en la forma de trabajar posibilitó que la arqueología, como disciplina, subiera dos o tres escalones de golpe. Por eso el nombre de Luis Siret estará siempre escrito con mayúsculas en la nómina de la arqueología en general”.

Juan Grima, desde Arráez Editores, es el principal referente en lo concerniente al legado de Siret, pues acumula treinta años de publicaciones de y sobre el arqueólogo belga, y no puede ocultar su satisfacción: “Yo felicito a quien haya tomado la decisión, pues es una forma de democratizar unos fondos que Siret donó para que fueran consultados y se hicieran estudios, porque pertenecían al pueblo español”.

Ophelia Quintas de Carvalho, nuera de Siret, relató en una biografía sobre el arqueólogo publicada por Juan Grima en la revista Axarquía en 2010, que su suegro “rechazó con indiferencia la inmensa oferta hecha por unos americanos, de cinco millones de pesetas, por sus colecciones. Viendo ellos que Siret no contesta, creen que su oferta no está a la altura de este tesoro y presentando un cheque en blanco le piden que ponga la cantidad de su agrado. Les sonríe Siret amablemente y contesta con sencillez: ‘El arte no se vende y estos valiosos objetos que encontré en España los quiero ofrecer a España’”.

“Esa frase –explica Grima- debe ser interpretada como que esos documentos son un legado que el propio Siret ha dejado a todos los españoles para su consulta, estudio, difusión y divulgación, no sólo para que estuvieran guardados, expuestos en un museo o únicamente a disposición de cuatro”.

“Esta decisión –continúa el editor- va a servir, además, para conocer mucho mejor a Siret. Ver los cuadernos de Pedro Flores, los informes y demás originales que tiene el MAN es fundamental. Ahora, los investigadores tendrán que analizarlos, hacer síntesis y realizar estudios sobre distintos aspectos específicos del trabajo desarrollado por Siret”.

“Falta –dice Grima- ver cómo se va a gestionar ese legado. Si necesitas una foto con calidad de alta resolución, qué trámites has de seguir y cuánto te va a costar”.

No pudo el director de Arráez sucumbir a la tentación de bucear en la web del MAN el mismo día de la puesta en línea de los documentos de Luis Siret: “Estuve -reconoce- viendo algunas cosas y eché en falta muchísimas. De las placas y fotografías que tenía Siret, quedan bastantes, pero sólo las referentes a cuestiones etnológicas, botánicas y de otros aspectos, pero las referentes a las excavaciones no aparecen. Faltan cientos de fotografías. En una conferencia que dieron en Amberes los dos hermanos en 1887 o 1888, proyectaron 600 fotografías de tumbas, personajes de la zona y los yacimientos que excavó. Pero en lo que han colgado no he visto nada de eso”.

“Me ha costado tanto esfuerzo y dinero sacar lo que he necesitado del Museo Arqueológico Nacional –dice el editor- que ahora tengo una alegría sublime, impresionante”.

Juan Grima, historiador, fundó Arráez Editores “porque Siret, aquí, era alguien de quien todo el mundo hablaba, pero nadie sabía realmente nada de él, pues todo lo que escribió y se hizo sobre él estaba publicado en francés, salvo una recensión del Padre Tapia para una historia general de Almería. Yo presenté una serie de proyectos en el Instituto de Estudios Almerienses en los años 1988, 89 y 90 para traducir sus obras y fueron rechazados con el argumento de que era preferible editar a gente nueva y gastar el dinero en traducir y publicar a Siret suponía un despilfarro. Así que decidí editarlo porque consideré que era fundamental que los españoles, y más en concreto los almerienses, conociéramos su obra. Así me convertí en el primer editor español en publicar material original de Siret”.

Christinne De Lannoy, bisnieta de Luis Siret, ha conocido la página que muestra los contenidos del archivo que su ascendiente donó a España gracias a ACTUALIDAD ALMANZORA y, tras un primer contacto, nos ha compartido su opinión:

“Estoy muy impresionada por la cantidad de información que hay recogida en sus diferentes secciones: biblioteca, fotografía, correspondencia, documentación sobre yacimientos... Está muy bien presentada, de una forma clara e intuitiva que permite un fácil acceso a las secciones que nos puedan interesar.

De todas formas, creo que sería conveniente incidir en su difusión y divulgación. Que, además, la documentación sobre las excavaciones, la aportación de mi bisabuelo al conocimiento de la prehistoria en todo el Sureste de España, sea publicada, así la gente podría conocer quién fue mi bisabuelo, cuál fue su trabajo e iría al museo para descubrir más sobre su obra”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger