Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

“Somos los propios africanos quienes tenemos que levantar la voz”

Ismael Diadié Haïdara presenta en Almería el próximo lunes, 9 de enero, en la Villaespesa, 'Zimma', su último libro, publicado por la editorial mexicana 'Vaso roto' 



Ismael Diadié Haïdara
Versovia.com / 05·02·2015

El patriarca de la familia Kati, o Qutí, que significa 'el godo', es el guardián de la biblioteca de Tombuctú, un auténtico tesoro acopiado y custodiado por su familia durante generaciones. Es descendiente del último rey visigodo y de los monarcas del imperio Songhai y, además, ha continuado la secular tradición e inclinación de su familia por el conocimiento, la reflexión y, en suma, la sabiduría en su más amplia acepción. 

Su amor por el conocimiento le ha granjeado la amistad de compañeros de viaje como Derrida, Jabés, Bonnefoy, Juan Goytisolo o Valente, máximo valedor y paladín de la Biblioteca de Tombuctú, que, justo antes de su muerte, le llamó para despedirse y hacerle dos encargos: que luchara por preservar los doce mil manuscritos que componen el legado de su familia y que, además, escribiera.

- ¿Qué es Zimma?

- Zimma es una palabra songhai que significa 'maestro de ceremonias' o 'sacerdote' y es, además, el título de mi libro, que está constituido por 40 cuentos filosóficos que entran dentro de una tradición literaria tan conocida en África como en Europa, en China y en todas partes. Esa tradición literaria equivale al ‘nomos’ griego, sentencias y máximas de sabiduría, o a las ‘crías’ castellanas, que son relatos útiles, un tipo de literatura sapiencial cuya finalidad siempre ha sido didáctica, ofrecer una enseñanza por medio de un cuento. Zimma es un libro que estaría incluido en ese género de literatura sapiencial.

- ¿Por qué publicar en Vaso roto, una editorial mexicana?

- Pues, sencillamente, porque Vaso roto ha venido a mí. Su directora me manifestó su voluntad de publicarme y su honestidad y sinceridad me han conquistado y he aceptado. Llevo años rechazando editores, pero la política editorial de Vaso roto ha conseguido que no me pensara dos veces entregarle el manuscrito y no lo lamento.

- ¿Cuál la situación ahora en Mali?

- La situación es, desgraciadamente, muy difícil. El pasado domingo, 1 de febrero, mientras yo estaba en la mesa durante la presentación de Zimma en Toledo, me llegó al teléfono un mensaje que decía que Francia estaba bombardeando una de las ciudades al norte de Tombuctú; posiblemente sobre posiciones islamistas. La situación allí es cualquier cosa menos sosegada. La razón de mi exilio sigue persistiendo.

- Sin embargo no parece muy visible en Europa la actual situación de África.

- No pertenece a Europa dar a conocer África. Lo que sucede en África pertenece a los africanos. Darse a conocer, pertenece a los africanos. Cuando muere uno, lo mismo que hace Europa, es necesario que toda África se levante y muestre lo que está pasando. Nadie vendrá a llorar sobre nosotros ni a verter lágrimas sobre nuestra tierra. Eso es un deber nuestro. Los africanos no podemos esperar que nadie venga a dar visibilidad a África. Los africanos no somos niños. Somos tan responsables como los europeos. Hemos visto cómo toda Europa se ha levantado con Charlie Hebdo. Al mismo tiempo, en África murieron 2.000 personas a manos de terroristas ¿qué han hecho los africanos para darlo a conocer y luchar contra esto? ¿se han levantado todos para decir ‘Yo soy Nigeria’? Los africanos somos los culpables de lo que pasa mientras no entendamos que somos responsables y decidamos levantar la voz contra la injusticia. Somos los propios africanos quienes tenemos que levantar la voz y sólo después el resto del mundo nos ha de seguir.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger