Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

La Reforma de la Administración local deja al Ayuntamiento de Olula fuera de la Fundación Museo Casa Ibáñez


Una de las medidas aprobadas por el gobierno de Rajoy para reformar la administración pública, prohibe expresamente la pertenencia a fundaciones de museos a los ayuntamientos y entidades supramunicipales de menos de 50.000 habitantes


Una tarde en el Museo Casa Ibáñez. El maestro Antonio López y Los Baquillos al fondo

Javier Irigaray / 02·12·2014

El Pleno del Ayuntamiento de Olula del Río sancionaba el pasado jueves, 27 de noviembre, su abandono de la Fundación Museo Casa Ibáñez, de la que formaba parte como patrón y su alcalde ostentaba el cargo de secretario de la misma.

Francisco Gregorio, portavoz del equipo de gobierno, manifestaba que era una decisión obligada, “ya que se llega a ella por recomendaciones legales que nos indican a las entidades locales y supramunicipales que salgamos de las fundaciones; son directrices a nivel nacional y no estamos exentas de ellas”.

El presidente de la Fundación, el pintor y propietario del Museo, Andrés García Ibáñez, declara que era algo anunciado “lo que no sabíamos era cuando iba a producirse. La ley es clara y hay que cumplirla. La salida del Ayuntamiento se ha precipitado debido a la entrada de Cosentino como patrón de la Fundación. Esta modificación ha de ser suscrita ante notario y, como es de comprender, no podemos suscribir un acta que contravenga la actual normativa con la permanencia como patrón de alguien a quien la ley se lo prohíbe”.

Ibáñez mostró su discrepancia con el reciente cambio de la normativa. “A mí me parecería justa la ley si, al mismo tiempo, exigiera a todas las administraciones a cumplir puntualmente las competencias que tienen, pero, en este caso, todo empieza con una dejación de funciones por parte de la Junta de Andalucía, que es la competente en materia de museos”.

Cuando le preguntamos por las consecuencias que puede tener esta decisión sobre el normal funcionamiento del museo, su mentor le resta importancia, “el Ayuntamiento no paga nada, únicamente existe un acuerdo para que, si se retrasa algún mes el dinero que aporta la Diputación, adelante el necesario para el pago de las nóminas, pero, por lo que sé, al menos este año no ha habido necesidad de que lo hiciera”.

“Lo que no deja de ser curioso –añade Ibáñez- es que la normativa no impide al Ayuntamiento aportar dinero, si es que lo estimara oportuno y conveniente, pero sí le imposibilita a participar en su gestión. No es fácil de entender”.

“A mí personalmente –concluye el pintor-, que he luchado tanto porque el Museo sea público, esto no me hace ni pizca de gracia”.

En otro orden de cosas, ahora están de obras en el Museo. Quieren cumplir sus diez primeros años, lo que tendrá lugar el próximo mes de febrero, con el acceso al mismo por la fachada principal. Ya han cambiado el alcantarillado y ahora andan soterrando cables y cambiando el acerado. Una nueva imagen para estrenar década. Eso sí, faltaría el acceso directo a la carretera Huércal Overa-Baza, tan fácil como difícil lo pone la Junta con su negativa a realizar una obra menor que, en cambio, tanto aportaría al Museo, al polígono industrial y al barrio de Huitar.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger