Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Las miradas de Pérez Siquier y Michel Houellebecq se exponen en París

Noviembre es, cada dos años, el Mes de la Foto en París, que, en esta edición, expone obras del poeta que, además de hacer novelas, actúa y dirige películas de cine, y el almeriense Carlos Pérez Siquier


El fotógrafo en la librería Nobel de Vera durante la presentación de Crónicas personales, junto a Antonio Orejudo, coautor del libro ilustrado por Pérez Siquier, y el cónsul de España en París, José Mª Ridao
EFE / Versovia.com / 02·11·2014

París se ha convertido en el corazón de la fotografía con el inicio del Mes de la Foto, cuya 18 edición inaugurará a lo largo de noviembre un centenar de exposiciones firmadas por numerosas celebridades, algunas tan inesperadas como Michel Houellebecq.

Impulsado desde 1980 por París Audiovisual, el exitoso evento bienal se estructura este año en tres secciones temáticas: "Anónimos y aficionados célebres", "La fotografía mediterránea" y "El corazón de lo íntimo".

"Más que nunca rica de sus tesoros", según Henry Chapier, presidente de la asociación organizadora y de la Maison Européenne de la Photographie, la edición de 2014 aporta indiscutibles figuras de la imagen, a veces procedentes de otros géneros artísticos.

Este es el caso del escritor Michel Houellebecq, quien con el título "Le produit France / 1.Before Landing" inaugura el próximo 5 de noviembre, en el Pabellón Carré Baudoin, su primera exposición personal.

El escritor, director y también actor tiene antecedentes, pues hace unos años publicó un libro de fotos sobre "Lanzarote", recordó a Efe Valérie Fougeirol, comisaria de la muestra y delegada artística de la sección "Anonymes et amateurs célèbres", en la que esta se inscribe.

Las instantáneas del autor de "La Carte et le territoire" se exponen en tándem con las de una segunda exhibición: "Le produit France / 2. Musée National", del fotógrafo Marc Lathuillière, cuyas imágenes de diez años de trabajo por toda Francia se acompañan con textos del escritor sobre sus visiones compartidas.

Ambas forman parte de un conjunto que incluye otras grandes exhibiciones como "Toute photographie fait énigme", obra del historiador Michel Frizot, quien reunió piezas únicas que habitualmente no interesan a nadie, que incluso podrían considerarse fallidas, pero que "revelan muchas cosas", subrayó Fougeirol.

Esta sección en busca de una nueva manera de ver la fotografía incluye entre otras sorpresas las "muy poéticas y bellas" instantáneas del venezolano Carlos Cruz Díez, maestro del arte cinético que siempre practicó la fotografía en paralelo, como ahora podrá verse en la Maison de l'Amérique Latine, comentó.

Bajo el rótulo de otra inabarcable aventura, "La photographie méditerranéenne", las delegadas artísticas Giovanna Calvenzi y Laura Serani quisieron llevar al otoño parisino un panorama sobre la historia y la actualidad de ese "Mare Nostrum" romano que fue cuna de las más antiguas civilizaciones del mundo Occidental.

Su oferta pasa entre otras figuras estelares por la del español Alberto García Alix en la Casa Europea de la Fotografía.

La emigración y las trágicas imágenes que conlleva en la actualidad, así como la cuestión de nuestros propios orígenes son algunos capítulos claves, resaltó Serani a Efe.

Fueron invitados a abordarlos fotógrafos como Roberto Battistini, en el Museo de la Historia de la Emigración; Patrick Zachmann en la muestra "Mare Mater", o Stefano de Luigi en "iDyssey", exhibición que propone seguir los pasos de Ulises en la "Odisea".

Las diferentes gramáticas, técnicas, lenguajes y visiones elegidas aspiran aquí a reflejar la realidad que se vive en países como Grecia y España, Israel, Argelia o Marruecos, o la situación de las costas francesas y lugares como Venecia y Sicilia.

Entre las firmas que brillarán en esta sección destacan las españolas Isabel Muñoz, en el Instituto Cervantes, y Flora Coll; así como la del cofundador de la Agrupación Fotográfica Almeriense en 1950 Carlos Pérez Siquier.

Desde la sección "Au coeur de l'intime", su delegado, Jean-Louis Pinte, quiso ir al corazón más íntimo y sensible de lo humano, en busca de la emoción, para "restablecer un poco el tema de la intimidad", en un momento en el que la esfera privada es invadida hasta la extrema vulgaridad en las redes sociales, dijo a Efe.

La intimidad, consideró, es esa "especie de habitación negra, con amor, pasión y odio que se descubre en la mirada del otro".

Entre la treintena de fotógrafos seleccionados para plasmarla, Pinte eligió a David Guiraud y su trabajo sobre "El Cuerpo Masculino", o a William Eggleston, cuya evolución del negro al color expondrá la Fundación Henri Cartier-Bresson.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger