Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Grecia reivindica a El Greco 400 años después de su muerte

Sólo en Atenas tendrán lugar cinco exposiciones en honor a Doménikos Theotokópoulos, el pintor cretense que vivió en España


Una vista de la exposición sobre El Greco en el Museo Benaki de Atenas

Versovia.com / 27·11·2014

El Greco abandonó Creta con 20 años para no volver jamás, pero 400 años después de su muerte, tanto Grecia como su isla natal, al igual que los museos de todo el mundo celebran al considerado como precursor del arte moderno.

"Los griegos han tenido mucho interés en reconocer su identidad griega", dijo Richard Kagan, profesor emérito de historia en la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, muñidor de una serie de exposiciones de El Greco.

"Pero, en verdad, nunca perdió su identidad griega. Hasta su muerte [en 1614] era un extraño en una tierra extraña y siempre firmaba sus obras como Doménikos Theotokópoulos", dijo desde Filadelfia. "Era consciente y orgulloso de su identidad griega".

Pocos maestros han entrado y salido de la moda tanto como El Greco, que, después de estudiar la iconografía de Creta, se trasladó a Venecia y luego a Roma antes de establecerse definitivamente en Toledo. Abrazado por los grandes pintores del Renacimiento, fue abandonado por sus sucesores barrocos, su estilo fue repudiado durante la época de la Ilustración como demasiado dramático y poco natural. "No tuvo seguidores ni partidarios en los siglos XVII y XVIII, cuando los críticos lo consideraron como un bicho raro, un hombre aparte", dijo Kagan, una autoridad en el periodo español del pintor. "Su trabajo fue visto como caprichoso y extravagante".

Pero ahora el pintor está siendo reconocido como el transgresor de reglas por excelencia. Desde Buenos Aires a Madrid o de Washington a Varsovia, numerosas exposiciones han honrado este año al pintor de estilo tan moderno que sería adoptado por los expresionistas y artistas de la talla de Pablo Picasso. En Toledo, su ciudad adoptiva, ha tenido lugar este año la mayor exposición de su obra.

En Atenas, donde la Reina Sofía, de origen griego, inauguró dos grandes muestras de El Greco la semana pasada, los presupuestos ajustados han dado otro enfoque: las obras escasean, en cambio, el foco ha consistido en la vida del pintor. Sólo en la capital griega, cinco grandes museos dedican exposiciones al artista en este Año de El Greco.

El museo Bizantino y Cristiano ha anunciado su retrospectiva ‘Doménikos Theotokópoulos antes de El Greco’, que se inaugurará el próximo 3 de diciembre. "La exposición pretende arrojar luz sobre el entorno social y artístico del siglo XVI en Creta, donde se formó la personalidad de Theotokópoulos antes de irse de Candia [el antiguo nombre de Creta] para Venecia en 1567".

Una exposición que detalla la vida de El Greco "entre Venecia y Roma" tuvo lugar en la isla este verano, una década después de que los entusiastas cretenses, en una acción sin precedentes, recaudaran fondos para la adquisición de dos iconos pintados por El Greco antes de salir de allí. "Es la persona más importante que Creta ha producido nunca", dice Manolis Vassilakis, un funcionario del ayuntamiento. "Nos molesta que piensen que es español".

Durante mucho tiempo, el alcance de los vínculos de El Greco con Grecia fueron poco conocidos, a pesar de que su apodo significa "el griego". Así como el artista desafía la categorización, no pertenecía a ninguna escuela convencional, los rastros de su vida en Creta parecían invisibles.

Investigadores han descubierto recientemente que su círculo social en Toledo incluía a un buen grupo de griegos, algunos de los cuales sirvieron como testigos en muchos de los pleitos que el testarudo pintor mantuvo con sus clientes. La Isla, entonces una posesión de la república de Venecia, fue la sede de iconógrafos formados en la tradición bizantina.

"Hasta 1960, cuando se descubrieron los documentos, no se sabía nada acerca de su presencia en Creta", dijo Nicos Hadjinicolaou, la máxima autoridad en Grecia sobre el artista.

Agregó que hasta 1982, cuando se encontraron dos libros, uno en una librería y otro en la biblioteca nacional, los estudiosos no tenían idea de sus opiniones personales sobre el arte y la arquitectura.

"Los descubrimientos fueron los inicios de esta nueva explosión de interés actual en El Greco", dijo Kagan.

"Movieron a nuevas interpretaciones sobre un hombre, un filósofo y un artista que, sin duda, fue el artista más importante de Grecia después de Fidias".

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger