Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Siempre es grato volver a Uleila cabalgando sobre un verso.


Uleila del Campo es hoy un conocido referente en la poesía española. Pocos pueblos de su tamaño pueden presumir de contar entre sus oriundos con dos premios nacionales de poesía como Ángel García López y Rafael Guillén


La cantante Sensi Falán en un momento de su actuación en la velada celebrada en la Era de Uleila del Campo


Javier Irigaray / 27·08·2014

Tampoco son muchos los municipios que cuentan con el voluntarismo de personas como Jacinto Soriano, toda una vida dedicada a mostrar la literatura española desde su cátedra en la Sorbona, la mítica universidad parisina, o de Juan Ramos, uleilense pasado por California.

Estos mimbres, unidos a la Asociación de Amigos de Uleila, tejieron la cesta que, el pasado sábado, 23 de agosto, llenó la Era, lugar imperfecto de indicativo, con la poesía presente en una fresca noche de ensueño filábride.

Domingo Nicolás, el polifacético Pedro Soler, Javier Irigaray, Mar Verdejo, Antonio Carbonell, Perfecto HerreraJulián Borao, el pintor Ginés Cervantes, José Luis Ruiz y Pepe Criado desparramaron sus versos a los pies del Cerro de Monteagud. Una decena de poetas de estilos dispares que supieron suscitar la atención del numeroso público asistente.

La música de Sensi Falán, la dulce voz de La Chanca, envolvió el auditorio con la calidez de su garganta y los poemas que amablemente adereza con las notas de su guitarra.

Dos horas de poesía y de sentimientos de ida y vuelta. Siempre es grato volver a Uleila cabalgando sobre un verso.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger