Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

“El cáncer no puede ser moneda de cambio de la calidad de vida”

Ante la presión de los intereses de ciertas industrias químicas y la pasividad de las administraciones, el ciudadano debe estar informado para tener la posibilidad de elegir


El presentador, José L. Torres, el ponente, Ángel Ramos, la alcaldesa, Isabel Belmonte, y el coordinador, Diego Zamora

Javier Irigaray / 14·08·2014

Ángel Ramos, licenciado en Ciencias Ambientales y profesor de la Escuela de Ingeniería Civil de la Universidad de Granada, informó y concienció a un numeroso auditorio que no olvidará ninguna de las palabras e imágenes que fue desgranando en una charla titulada “¿Es posible una primavera silenciosa?”, segunda de las organizadas por Diego Zamora y programadas por el ayuntamiento en la cuarta edición de las que por san Roque se celebran en Antas, en un claro guiño, como el ponente dijo, al libro de Rachel Carson que inspiró la movilización ecologista que consiguió que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos revisara su política sobre pesticidas y que prohibiera el uso del DDT.

Ramos expuso los efectos probados por estos “disruptores endocrinos” sobre la fauna, sobre distintas especies de peces, reptiles, gasterópodos o aves, que como el águila calva, la del escudo norteamericano, han llegado al borde de la extinción por el uso descontrolado de ciertos productos sintetizados por la industria química. Tienen, explicó el profesor, una estructura muy similar a la de las hormonas y engañan a los organismos durante los procesos de formación y crecimiento, cuando más hormonas se segregan. La consecuencia es la proliferación de estrógenos que “inhiben y feminizan” los órganos de reproducción masculinos y actúan, de esa manera, disminuyendo exponencialmente la reproducción.

En España se ha comprobado este efecto en las carpas del río Ebro en el entorno de Flix, precisamente la localidad en que se situaba la factoría más grande de Ercros, la mayor fabricante de pesticidas.

Estudios de la Universidad de Granada han descrito una correlación entre las áreas de la provincia con mayor consumo de pesticidas y los casos de cáncer de mama, próstata y testículos.

Frente a esto, reveló Ramos, la administración europea aún no ha puesto en marcha las restricciones de uso de ciertos productos previstas en su directiva, que, por cierto, España ni siquiera ha puesto en vigor en nuestro país, debido al eficaz trabajo de presión llevado a cabo por los lobbies de la industria química sobre nuestros gobernantes.

Ángel Ramos concluyó su exposición proponiendo a los asistentes que, frente a esta situación, si no queremos un futuro robado, otro guiño, esta vez al libro de Theo Colborn, Dianne Dumanoski y Pete Myers, a nuestros hijos, en el que no puedan oír a los pájaros que no van a nacer, no nos queda otra opción que, en primer lugar, no caer en el chantaje de la industria que presenta el cáncer como el pago por la calidad de vida que disfrutamos hoy, pues el cáncer no puede ser nunca moneda de cambio, y, después, la prevención, elegir aquellos productos alternativos que no contengan esos disruptores endocrinos, que los hay, y seguir una serie de medidas sencillas, como, por ejemplo, no calentar los alimentos en latas o envases de plástico.

1 comentario :

  1. Tambien podia haber hablado del tema .""trihalometano "THM que lo sufrimos no hace tanto con el agua de Galasa.....¿que traìa el agua...? y de lo que dicen que hay enterrado en el Argar de contenedores de basura de radioactividad .....

    ResponderEliminar

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger