Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Parto, de Fadwa Tuqan

Fadwa Tuqán, palestina, nacida en Nablús el año 1914. Hermana de Ibrahim y perteneciente a una distinguida familia de intelectuales y políticos, algunos de cuyos miembros han colaborado con el gobierno jordano. Se educó en escuelas cristianas



Caligrafía y retrato de la poeta Fadwa Tuqan, obra de Diya al-Azzawi

Javier Irigaray / 13·07·2014

Ha vivido prácticamente siempre en su ciudad natal, en medio de cierto clima de recogimiento y semi-enclaustración, aunque haya intervenido también públicamente, a veces, en la dura batalla socio-cultural y política que caracteriza a su pueblo. Ha publicado varios libros de poemas:

Sola con los días, 1952; La encontré, 1957; Danos amor, 1960; Ante la puerta cerrada, 1967; El comando y la tierra, 1968; La noche y los jinetes, 1969; Sola en la cumbre de este mundo, 1974, y una apasionada biografía de su hermano, Mi hermano Ibrahim, 1946.

La poesía de Fadwa aparece como espléndido desvelamiento de sensibilidad femenina: lírica e intimista, apasionada y contenida, bañada su obra en una tenue e irisada luz de anhelo y nostalgia, frágil, trasparente, cuando la tragedia de su patria llega a sus cumbres de dolor y sufrimiento, Fadwa sabe alzarse también a una poesía matronil de útero abierto y rasgado, albriciadora del parto, estremecidamente fecunda, de indudable alcance épico y tono heroico.

Durante las últimas décadas Fadwa vivió en su ciudad natal, alterando el recogimiento y las intervenciones públicas, hasta su muerte el 12 de diciembre de 2003. Por fin Fadwa descansa en su tierra Palestina, como decía en su más hermoso y esperanzado poema "Me basta con seguir en su regazo".



PARTO



El viento arrastra el polen,

y nuestra tierra se sacude de noche en los temblores del parto.

Y el verdugo se engaña a sí mismo,

contándose la historia de la incapacidad,

la historia de la ruina y los escombros.



¡Joven mañana nuestra!... Cuéntale tú al verdugo

cómo son los temblores del parto;

cuéntale como nacen las margaritas

del dolor de la tierra,

y cómo se levanta la mañana

del clavel de la sangre en las heridas.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger