Anuncio superpuesto

Aviso Cookies

Botones

Agenda

Aquí hay mucho más de lo que siempre quisimos tener, León Benavente

El sábado pasado, 5 de junio, el festival de Roquetas de Mar, Pulpop, contaba como cabeza de cartel con el que está siendo el grupo revelación del año, León Benavente, un grupo formado por músicos con una dilatada y bien aprovechada experiencia en bandas como Tachenko o Schwarz y que habían coincidido juntos acompañando a Nacho Vegas



León Benavente, una gran banda que hace grandes canciones

Javier Irigaray / 07·07·2014

Todo comenzó cuando el viejo Corsa dejó a Luis tirado en la autovía de la plata junto a una señal, toda una señal, que ponía “León Benavente”. Desde allí, junto al bajo, el ampli y la maleta con la muda, mientras esperaba a la grúa, aprovechó el tiempo llamando a Abraham, a César y a Edu. Pero de todo esto hablaremos otro día, hoy compartiremos la letra de su primer melocotonazo, una estupenda canción fraseada que trajo a sus protagonistas hasta Almería y, como quien no quiere la cosa, un asturiano, un gallego, un murciano y un maño han puesto a Almería en el mapamundi de la mejor música contemporánea.

Ser Brigada

Se conocieron en el parque de El Retiro en 1992. Ella llevaba un vestido de flores, él parecía ser un sufridor. Y entre gente que se aburre pronto de todo y gente que no acaba nunca nada, decidieron pasar juntos las noches, y ser más que pareja… ser brigada.

Y ocurrió así. Robaron un R5 y se fueron buscando el calor. Llegaron al desierto de Almería, y ese día, se cubrieron con todo el vapor del mar.

Subieron a la montaña más alta y gritaron sus nombres en bucle. Prendieron mecha a fuegos artificiales que les dejaron cegados por las luces. Y sintieron que la carretera se alejaba y que aún no estaban en ningún lugar, que eran los coches y los árboles lo único que les hacía avanzar.

Y ocurrió así. Ella dijo: «Contaré hasta tres, y si en ese momento no hemos parado nada nos va a detener. Uno, dos…».

Y pudo ser cosa de magia cuando se transformaron en bestias. Él en un lobo feroz y ella en un pájaro con cresta. Llegaban las malas noticias de todas las partes del mundo. Y a ellos sólo les preocupaba ser felices siendo fieras en su refugio.

Y ocurrió así. Ella solía cantar cuando a él le faltaba valor. Crearon su propia sinfonía, y su melodía, se escuchaba desde Lisboa a Perpignan, de La Coruña a Gibraltar, de Madrid

… Al cielo solía mirar como a la serie negra de Goya, «¿de qué nos sirve luchar si nunca haremos historia?». Y vieron que incluso las flores tienen su parte decadente, «¡que se pudra este ramo de rosas, pero no antes que usted, señor presidente!».

Y ocurrió así. Llegaron nuevas ideas que no eran nuevas, sino recicladas; la gente moderna no era moderna, sino anticuada. «¿Para qué, para qué, joder, si aquí hay mucho más de lo que siempre quisimos tener?».

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Noticias
 
© 2014 Comunicación Vera Levante, S.L. Todos los derechos reservados
Aviso legal | Privacidad | Diseño Oloblogger